• 12 julio, 2018

En pocos países del mundo, la venta de camionetas tiene el alcance que registra en Chile. Hoy, según el último informa de ANAC; acaparan el 16% de las preferencias en ventas, y en ese contexto Chevrolet, un decano en este tipo de vehículos estrenó su All New Colorado.

Fuerza, potencia, capacidad de carga y arrastre, además de fiabilidad son atributos que pueden considerarse los los cimientos de una buena pick-up, pero la tendencia es clave y ahora los niveles de confort, infoentretenimiento y experiencia premium pasan a ser claves para ser competitivos en este nicho, por esa razón es que All New Colorado llega como un producto que transita sin problema desde el trabajo duro al vehículo confortable y equipado para muchos propósitos.

Pero como la marca en Chile cuenta con 4 pick-ups, se trata del modelo Chevrolet D-Max la que concentra el cliente flotista enfocado en el trabajo, mientras que Colorado pretende atacar un nicho algo más exclusivo relacionado con clientes particulares con una intensa vida outdoor.

De hecho, Gustavo Colossi, director comercial de General Motors, cuenta. “Colorado se fabricó tomando en cuenta un estilo más familiar que comercial, caracterizándose por tener un diseño que simplifica la vida del conductor, con un mejorado equipamiento y tecnología que se diferencia de las pick-up tradicionales, además de una mayor comodidad y seguridad”.

Así, su equipamiento de seguridad es alto, con hasta 6 airbags, y suma en infoentretenimiento el sistema exclusivo de General Motors MyLink, paquete de conexión a iOS y Android, controlado mediante una pantalla táctil de 8 pulgadas, que facilita su uso y el acceso a las funciones de entretenimiento, conectividad y navegación.

Aunque su foco es claro, All New Colorado se ofrece como la camioneta mid-size más potente hoy en el mercado nacional. Es mérito de un motor 2.8 litros Turbo Duramax Diesel; un bloque turbocargado que es capaz de cifras bastante impresionantes: 200 caballos de potencia; con nada menos que 500 Nm de torque, la magnitud que implica la fuerza en el andar. Esta capacidad de trabajo se traspasa a las cuatro ruedas mediante una caja de transferencia electrónica y dos alternativas en trasmisión, caja mecánica y automática, ambas de seis velocidades.  Sus tres versiones cuentan con doble cabina y tracción 4×4, apoyada por un competente paquete de asistencia al conductor que incluye control de descenso y estabilidad; alerta de permanencia de carril y monitor de presión de los neumáticos.

Su capacidad de carga también se encuentra en el tope de la oferta nacional con 1064 kg, con tracción 4×4 y doble cabina, lo que asegura su capacidad de trabajo y versatilidad.

Precio inicial de $16.590.000 + Iva también son parte del sex appeal que ofrece y que -en virtud de lo que ofrece- se muestra como una competidora extremadamente competitiva en Chile, país de camionetas.