Elemento clave en la formación de la iconografía de la industria automotriz estadounidense, el legendario Camaro actualiza su sexta generación, para su variante deportiva SS (Super Sport), con alto performance, estética de niño malo y sorprendentes actualizaciones tecnológicas que le suman en atractivo.

  • 28 febrero, 2019

Los “muscle cars”, son una raza propia, independiente y muy rebelde en el concierto automotriz. Nacidos en la época de la gasolina barata en los Estados Unidos, fueron desarrollados para proveer movilidad divertida, gracias a sus poderosos motores V8, cierta fama estruendosa y diseños que para muchos fanáticos de los autos, quitan el aliento.

Ahora, son más que nunca una especie en rebeldía, pero de gran éxito y atractivo, sobre todo en tiempo de vehículos eléctricos, citycars y eficiencia algo anodina, y en este escenario el Camaro SS 2019 despliega su poder y lo muestra.

La estética es clave en este tipo de vehículos y esta evolución del muscle car nacido en 1967 lo tiene bien claro. Si bien conserva las líneas generales con capó robusto y alargado, un severo perfil coupé y poderosos pasos de rueda, ahora luce un nuevo frontal en negro (que aumenta su imagen de tipo rudo), además de nuevo diseño en sus focos, en los traseros incluye un efecto 3d, innovador y atractivo.

Decidido en su personalidad, el Chevrolet Camaro SS tiene de que fanfarronear: bajo su capó reside un motor V8 (ocho cilindros en “V”), de nada menos que 6.2 litros de cilindrada, para desarrollar 455 caballos de fuerza. Así, ofrece excelentes cifras como deportivo, parando el crono en la aceleración de 0 a 100 km/h, en 4 segundos.

Si su motor representa su fuerza, su inteligencia reside en la tecnología que monta para traducir ese poder en velocidad, control y performance, como por ejemplo su nueva suspensión Magnetic Ride Control, que escanea la superficie y se adapta variando la dureza de los amortiguadores según la pista. También su sofisticada transmisión de 10 velocidades, automática con mandos al volante mediante paddles. Mención aparte para su sistema para calentar los neumáticos Line Lock, ideal para después probar su Launch Control, que permite una aceleración perfecta y lograr los 4 segundos en el 0 a 100 km/h.

Su interior también se actualiza sobre todo en equipamiento, head up display que proyecta la información en el parabrisas, un sorprenden espejo retrovisor que se convierte en pantalla utilizando las cámaras, se complementa con sus sistema de audio Bose, y su interface de infoentretenimiento MyLink 3.0, apuntan a llevar al legendario Camaro SS al futuro.

“Este año Chevrolet viene cargado de novedades y nuestro vehículo ícono de la compañía a nivel mundial no queda afuera. Es por eso que el nuevo Camaro SS 2019 llega con una tecnología de