Nada de tranquilos se han quedado los cerveceros en Chile luego de que se aplicara la ley de tolerancia cero para el manejo con alcohol. Tanto así, que ya llevan varios meses reuniendo información respecto a la realidad de los países que han sido exitosos en la reducción de accidentes de tránsito. Es cierto que nada de eso les sirvió para evitar la nueva norma, pero les ha permitido tomar el pulso a lo que ocurre con la nueva normativa.

  • 12 abril, 2012

Nada de tranquilos se han quedado los cerveceros en Chile luego de que se aplicara la ley de tolerancia cero para el manejo con alcohol. Tanto así, que ya llevan varios meses reuniendo información respecto a la realidad de los países que han sido exitosos en la reducción de accidentes de tránsito. Es cierto que nada de eso les sirvió para evitar la nueva norma, pero les ha permitido tomar el pulso a lo que ocurre con la nueva normativa.

De hecho, hasta ahora, los chilenos nos hemos comportado tal como lo han hecho todos los países en los que se ha aplicado la ley: reducción de choferes en estado de ebriedad y menos accidentes. Bien por eso, dicen en la industria. El tema es que “en todos los países, antes de un año se vuelve al consumo y al nivel de accidentes anteriores a la ley”, nos explicó un ejecutivo del sector. Por eso es que la experiencia que ellos querían replicar en Chile era la europea, según la cual la mayoría de los países sanciona el consumo a partir de 0,5 ó 0,8 de alcohol y las penas son durísimas.

Este será el tema central de la reunión anual de los grandes productores de cerveza de América latina, que tendrá efecto en junio, en Miami, donde se idearán estrategias conjuntas para enfrentar la reducción de consumo que trae la normativa.

Claro que una cosa es cierta: en esta pasada no son necesariamente los cerveceros industriales, como CCU en Chile, los que se ven más perjudicados, sino que los artesanales, cuya mayor cantidad de ventas se da en los bares.