Uno de los puntos negativos de los celulares es que utilizan elementos como galio, óxido de indio y arsénico, que son tanto escasos, como costosos. Por eso, un equipo de la Universidad Tecnológica de Dinamarca  está intentando fabricar dispositivos electrónicos con el carbono, un elemento mucho más común. El proceso de investigación está recién en […]

  • 30 agosto, 2013

Celular. Foto Mashable

Uno de los puntos negativos de los celulares es que utilizan elementos como galio, óxido de indio y arsénico, que son tanto escasos, como costosos. Por eso, un equipo de la Universidad Tecnológica de Dinamarca  está intentando fabricar dispositivos electrónicos con el carbono, un elemento mucho más común.

El proceso de investigación está recién en la fase inicial, pero su meta es desarrollar las partes internas de un celular con nanotubos hechos de carbono. En general, estos cilindros sirven para conducir la electricidad y almacenar energía, pero la idea de los científicos es que pueda ser utilizado también como semiconductor.

“El logro es que fuimos capaces de controlar si la producción de nanotubos serán metálicos o semiconductores. Eso es importante porque si quieres usarlos en celulares, tenemos que estar seguros de que sean o lo uno o lo otro. La idea es usar semiconductores de nanotubos de carbono como un sustituto al galio”, dice Jakob Wagner, uno de los investigadores.

El próximo paso, agrega, es producir cantidades grandes de semiconductores de nanotubos de carbono, de modo que puedan ser usados en los aparatos electrónicos. Claro que hay que tener paciencia, ya que Wagner afirma que tomará varios años.

Revise el artículo completo en Mashable.