Aunque fueron los mismos socios de Celfin Capital los que compraron la participación de 5% que dejó Matías Eguiguren -quien vendió para trabajar en el gobierno- ahora la entidad financiera quiere sumar nuevos socios. La idea es que, en una primera etapa, sean los mismos ejecutivos de la empresa quienes puedan comprar participación e ingresar a la compañía. Se trata de un proceso que busca retener a los talentos y darles la oportunidad de influir en las decisiones, lo que coincide con los planes para capitalizar la firma y así financiar el desarrollo futuro en la región. Ya tienen presencia en Perú, esperan la autorización de Colombia –que debiera estar lista en febrero- y están abriendo una oficina en Estados Unidos.

  • 22 febrero, 2011

Aunque fueron los mismos socios de Celfin Capital los que compraron la participación de 5% que dejó Matías Eguiguren -quien vendió para trabajar en el gobierno- ahora la entidad financiera quiere sumar nuevos socios. La idea es que, en una primera etapa, sean los mismos ejecutivos de la empresa quienes puedan comprar participación e ingresar a la compañía. Se trata de un proceso que busca retener a los talentos y darles la oportunidad de influir en las decisiones, lo que coincide con los planes para capitalizar la firma y así financiar el desarrollo futuro en la región. Ya tienen presencia en Perú, esperan la autorización de Colombia –que debiera estar lista en febrero- y están abriendo una oficina en Estados Unidos.

Aunque fueron los mismos socios de Celfin Capital los que compraron la participación de 5% que dejó Matías Eguiguren -quien vendió para trabajar en el gobierno- ahora la entidad financiera quiere sumar nuevos socios. La idea es que, en una primera etapa, sean los mismos ejecutivos de la empresa quienes puedan comprar participación e ingresar a la compañía. Se trata de un proceso que busca retener a los talentos y darles la oportunidad de influir en las decisiones, lo que coincide con los planes para capitalizar la firma y así financiar el desarrollo futuro en la región. Ya tienen presencia en Perú, esperan la autorización de Colombia –que debiera estar lista en febrero- y están abriendo una oficina en Estados Unidos.