En el fondo de rentas inmobiliarias más grande de los últimos diez años en el país. En eso se transformó el segundo instrumento de este tipo lanzado por Celfin Capital, que acaba de cerrar con 50 clientes y un total de 150 millones de dólares. El fondo está enfocado principalmente a la compra de edificios de oficinas y espera cerrar con activos por 350 millones de dólares, a partir de una cartera de proyectos diversificada. De hecho, ya comenzó a invertir. Entre sus primeros activos están los edificios Plaza Manquehue y Apoquindo 3039 (ex RBS).

  • 14 diciembre, 2011

En el fondo de rentas inmobiliarias más grande de los últimos diez años en el país. En eso se transformó el segundo instrumento de este tipo lanzado por Celfin Capital, que acaba de cerrar con 50 clientes y un total de 150 millones de dólares. El fondo está enfocado principalmente a la compra de edificios de oficinas y espera cerrar con activos por 350 millones de dólares, a partir de una cartera de proyectos diversificada. De hecho, ya comenzó a invertir. Entre sus primeros activos están los edificios Plaza Manquehue y Apoquindo 3039 (ex RBS).

Celfin incursionó en los fondos inmobiliarios con Rentas Inmobiliarias I, instrumento a través del cual posee activos como el edificio Alcántara, El Golf 40 y las Torres del Parque, detrás del Parque Arauco.
Con el cierre de este fondo, el área inmobiliaria de Celfin Capital maneja activos por 600 millones de dólares, lo que lo convierte en el administrador más grande de Chile.