En medio de los preparativos para la abundante parrilla de torneos futbolísticos que se disputarán este año, el Canal del Fútbol (CDF) prepara su cambio de casa. Trabajadores y ejecutivos de la estación, que ahora controla el grupo Turner, ya fueron informados de que en los próximos meses habrá mudanza: a Machasa las maletas. El […]

  • 17 enero, 2019

En medio de los preparativos para la abundante parrilla de torneos futbolísticos que se disputarán este año, el Canal del Fútbol (CDF) prepara su cambio de casa. Trabajadores y ejecutivos de la estación, que ahora controla el grupo Turner, ya fueron informados de que en los próximos meses habrá mudanza: a Machasa las maletas.

El nuevo CDF que –según se comenta podría pasar a llamarse TNT Sports en el mediano plazo– compartirá espacio con la red televisa Chilevisión, que desde junio de 2016 opera en avenida Pedro Montt 2354.

Según trascendió, tras el visto bueno de la Fiscalía Nacional Económica (FNE) a la compra de CDF en 1.285 millones de dólares, Turner informó a su staff que planea dejar las actuales dependencias repartidas en las oficinas de la calles Roger de Flor y Tobalaba para aprovechar las instalaciones que el grupo posee en Machasa. En 2010, cuando Turner compró el entonces llamado Canal 11,  anunció la construcción de una “ciudad de las comunicaciones” en la ex fábrica textil edificada en 1935 por la familia Yarur. Allí, echaría a andar sus proyectos audiovisuales para Chile y América Latina.

Tras la aprobación de la transacción por la FNE, el fútbol chileno estará por los próximos 15 años en manos de Turner, entidad que deberá cumplir una serie de condiciones para asegurar la libre competencia. Según lo informado a trabajadores y ejecutivos, el cambio de casa se produciría a partir del segundo semestre y antes de abril ya debieran estar definidos los equipos profesionales y técnicos que seguirán en la compañía.

Turner aterrizó en Chile en 2008, con la creación del canal CNN Chile en conjunto con VTR, y en 2010 compró Chilevisión a Sebastián Piñera en 155 millones de dólares. La operación incluyó la compra de los terrenos de Machasa en 11 millones de dólares.