Que el gobierno incluyera la eliminación al impuesto especial a las casas rodantes entre sus medidas pro competitividad, no pasó desapercibido. Si bien se trata de un tipo de turismo que en Europa y Estados Unidos está bien desarrollado, su potencial como impulsor de la actividad turística es más bien marginal al lado de otras medidas. La idea surgió de la mesa de turismo impulsada por la subsecretaria del ramo, Jacqueline Plass, pero fue sólo una de las que quedaron en el paquete fi nal. ¿La razón? El gobierno priorizó aquellas iniciativas que eran más factibles por el costo que signifi can para las arcas públicas y por la efectividad con que se pueden ejecutar. Así, por ejemplo, quedó fuera la idea de devolver el IVA a los extranjeros que compran en el país, que fue considerada más compleja en términos de costos y trámites para el gobierno.

  • 3 junio, 2011

Que el gobierno incluyera la eliminación al impuesto especial a las casas rodantes entre sus medidas pro competitividad, no pasó desapercibido. Si bien se trata de un tipo de turismo que en Europa y Estados Unidos está bien desarrollado, su potencial como impulsor de la actividad turística es más bien marginal al lado de otras medidas. La idea surgió de la mesa de turismo impulsada por la subsecretaria del ramo, Jacqueline Plass, pero fue sólo una de las que quedaron en el paquete fi nal. ¿La razón? El gobierno priorizó aquellas iniciativas que eran más factibles por el costo que signifi can para las arcas públicas y por la efectividad con que se pueden ejecutar. Así, por ejemplo, quedó fuera la idea de devolver el IVA a los extranjeros que compran en el país, que fue considerada más compleja en términos de costos y trámites para el gobierno.

Que el gobierno incluyera la eliminación al impuesto especial a las casas rodantes entre sus medidas pro competitividad, no pasó desapercibido. Si bien se trata de un tipo de turismo que en Europa y Estados Unidos está bien desarrollado, su potencial como impulsor de la actividad turística es más bien marginal al lado de otras medidas. La idea surgió de la mesa de turismo impulsada por la subsecretaria del ramo, Jacqueline Plass, pero fue sólo una de las que quedaron en el paquete fi nal. ¿La razón? El gobierno priorizó aquellas iniciativas que eran más factibles por el costo que signifi can para las arcas públicas y por la efectividad con que se pueden ejecutar. Así, por ejemplo, quedó fuera la idea de devolver el IVA a los extranjeros que compran en el país, que fue considerada más compleja en términos de costos y trámites para el gobierno.