En un arbitraje terminó la frustrada “asociación” entre el fondo de inversiones privado Norte Sur y la Universidad Central. La entidad financiera, ligada a Vicente Caruz, interpuso el 19 de julio pasado una demanda arbitral en contra de la Universidad Central después de que la casa de estudios rompió unilateralmente el acuerdo de asociación firmada […]

  • 23 agosto, 2012

En un arbitraje terminó la frustrada “asociación” entre el fondo de inversiones privado Norte Sur y la Universidad Central. La entidad financiera, ligada a Vicente Caruz, interpuso el 19 de julio pasado una demanda arbitral en contra de la Universidad Central después de que la casa de estudios rompió unilateralmente el acuerdo de asociación firmada entre ambas partes en 2010. El litigio, mediante el cual Caruz pide el pago de los mil millones de pesos que estipulaba el acuerdo de compra-venta en caso de que una de las partes desistiera de la operación, está en manos de los árbitros de la Cámara de Comercio de Santiago y se espera que en los próximos 90 días entregue su resolución.

En un comunicado a toda la comunidad universitaria, el rector de la institución educacional, Rafael Rosell, informó que se han tomado todas las medidas legales  necesarias y pertinentes  para articular una defensa sólida, “con el fin de proteger adecuadamente los intereses de la universidad y mantener los recursos involucrados para su reinversión en beneficio directo de esa casa de estudios superiores, de sus estudiantes, académicos, funcionarios y egresados”.