PERSECUCIÓN POLÍTICA Señor Director: En relación a la carta de la agregada de prensa de la Embajada de los Estados Unidos Sra. Gabrielle Guimond, publicada en su edición del 25 de enero recién pasado, le agradecería publicar la siguiente aclaración: Desde hace 20 años soy sujeto de la más descarnada persecución de parte del gobierno […]

  • 7 marzo, 2013

PERSECUCIÓN POLÍTICA

Señor Director:

En relación a la carta de la agregada de prensa de la Embajada de los Estados Unidos Sra. Gabrielle Guimond, publicada en su edición del 25 de enero recién pasado, le agradecería publicar la siguiente aclaración:
Desde hace 20 años soy sujeto de la más descarnada persecución de parte del gobierno de los Estados Unidos de Norteamérica sólo por haber producido avances tecnológicos que tocaron sus intereses políticos y económicos.  Esta persecución se ha disfrazado con una supuesta infracción a las normas aduaneras de exportación de zirconio.  Entre muchas acciones en mi contra incautaron, arbitrariamente, un helicóptero multipropósito cuya conversión fue ejecutada en Chile por ingenieros chilenos y aprobada por la Federación Aérea Norteamericana.  Jamás existió una explicación por este acto de piratería que detuvo importantes desarrollos tecnológicos para nuestro país.

La Sra. Guimond expresa en su carta que el tratado de extradición vigente con Chile no contempla “la figura delictual por la que he sido acusado” y que “a pesar de que no puedo ser extraditado desde Chile, los cargos en mi contra continúan pendientes, y Estados Unidos continúa buscándome para llevarme a juicio”. Estas expresiones son auto-explicativas. La acusación ante la Corte Federal de los EE.UU., pendiente desde 1993 contra mi persona y el trato que dicho país me ha otorgado, no dan garantías de imparcialidad y debido proceso conforme a los estándares internacionales de protección de derechos humanos a los que Chile adhiere. La decisión de los Estados Unidos contenida en la declaración de la Embajada, a través de la carta de la Sra. Guimond, requiere ser informada oficialmente al Gobierno de Chile y exige una pronta respuesta e intervención estatal frente al abusivo actuar del Gobierno de los Estados Unidos.

Como la señora Gabrielle Guimond, encargada de prensa de la Embajada de Estados Unidos en Chile, manifiesta que aún me busca, la invito junto al Embajador Wolf a mi casa en Colchagua a tomar un aperitivo.
Muy atentamente,

Carlos Cardoen Cornejo, Ph. D.