El logro de metas superlativas normalmente es resultado del esfuerzo y la planifica¬ción. Eso es justamente lo que sienten hoy los más de 20 integrantes de la expedición Capital-Vertical a la cima del monte Kilimanjaro. Tras ocho horas de caminata y en momentos en que amanecía sobre la costa oriental de Africa, el sábado 30 […]

  • 2 septiembre, 2008

El logro de metas superlativas normalmente es resultado del esfuerzo y la planifica¬ción. Eso es justamente lo que sienten hoy los más de 20 integrantes de la expedición Capital-Vertical a la cima del monte Kilimanjaro. Tras ocho horas de caminata y en momentos en que amanecía sobre la costa oriental de Africa, el sábado 30 de agosto los expedicionarios hicieron cumbre de la mano de cuatro guías de Vertical. Según nos contaron miembros de la expedición, la experiencia no estuvo exenta de sacrificios.

Como sea, vayan nuestras felicitaciones al grupo. A saber: Gabriela Luksic, Fernanda Toro, Cecilia Besoaín, Katerina von Loebenstein, Carolina Dibarrat, Cecilia Salvatierra, Trinidad Urmeneta, María Paz de la Cruz, Magdalena Montero, Alvaro Gómez, Juan Vásquez, Jorge Carey, Ignacio Arriagada, Rodrigo León, Juan Fischer, Arturo Salvatierra, Ignacio Poblete, Fran¬cisco Salvatierra, José Miguel Arroyo, Manuel Urmeneta, Matías Page y Mark Harris