La reinvención de los autos Mercosur Luz en la noche parisina El mercado está que arde Los chicos superpoderosos Sumando cualidades Cambio de tipología {mospagebreak} Inicio La reinvención de los autos Mercosur Durante la crisis asiática, los automóviles producidos al alero de este bloque comercial adquirieron protagonismo. Pero en la actualidad el cambio no los […]

  • 2 octubre, 2008

La reinvención de los autos Mercosur

Luz en la noche parisina

El mercado está que arde

Los chicos superpoderosos

Sumando cualidades

Cambio de tipología

{mospagebreak}

Inicio

La reinvención de los autos Mercosur

Durante la crisis asiática, los automóviles producidos al alero de este bloque comercial adquirieron protagonismo. Pero en la actualidad el cambio no los favorece. Por esta razón es que las industrias automotrices argentina y brasileña buscan reinventarse. Por Leonardo Pacheco.

Si bien para nadie fue una bendición la crisis que se desató en Asia a fines de los 90, hay que reconocer que para los fabricantes de automóviles asentados en el bloque Mercosur, principalmente Argentina y Brasil, esos oscuros años trajeron ciertos beneficios. Adquirir automóviles europeos, japoneses o estadounidenses se tornó difícil, y fue así como de a poco los ejemplares de la costa atlántica sudamericana se volvieron apetecidos.

Modelos como el Fiat Palio, Chevrolet Corsa Evolution, Ford Fiesta, Renault Clio e incluso otros más grandes, como la Toyota Hilux, se apoderaron de las calles, convirtiéndose en la tabla de salvación de quienes no podían desembolsar precios restrictivos, abultados por la alta tasa de cambio del dólar. De hecho, hubo modelos franceses de rango medio que llegaron casi a doblar sus precios de lista.

Fue la poca demanda interna de esos países productores lo que llevó a las compañías automotrices a buscar una salida a su sobreproducción. Algunas fábricas, como la de Chevrolet en Rosario o de Ford en Bahía, llegaron a estar a punto de paralizar sus actividades y otras, como la de Renault en Córdoba, no pudieron eludir el cierre.

¿La salida? Exportar todo lo que se pudiera, incluso a precios no tan convenientes para las firmas. Al final, el gran beneficiado con esto fue el mercado chileno, ya que a él llegaron productos muy interesantes a precios competitivos, imposibles de igualar por las marcas europeas o asiáticas. Grandes lanzamientos se desarrollaron en aquella época, como el del Ford Fiesta realizado en Costa de Sauipe, y al cual asistieron más de 300 periodistas de toda Latinoamérica. El dinero no se escatimaba, ya que lo más importante era vender todo lo que saliera de las fábricas.

Pero como bien dice el refrán, nada es para siempre. La crisis quedó atrás y las marcas ajenas al Mercosur volvieron a hacerse fuertes. Por su parte, los compradores chilenos comenzaron a interesarse nuevamente en esos avanzados automóviles fabricados en Alemania, Italia, Francia, Inglaterra, Estados Unidos, Corea del Sur y Japón, siendo este último uno de los orígenes favoritos de nuestros coterráneos.

A los autos Mercosur se les venía la noche, pero aún faltaba un segundo golpe: el alza de la divisa brasileña, que puso los precios literalmente por las nubes. Un otrora asequible Fiat Palio Fire, ya no lo era tanto.

 

 

Chevrolet Prisma Y Concept Toyota Hilux Volkswagen Gol

 

 

Preparando el futuro

 

Sin darse tiempo para lamentaciones, las marcas asentadas en Argentina y Brasil debían hacer algo urgente para proteger sus inversiones. Tener funcionando dos e incluso tres plantas no es barato, por lo que el apoyo de la casa matriz se hacía urgente.

Los grandes pensadores de las marcas Chevrolet, Fiat, Citroën, Peugeot, Renault, Ford, Honda, Toyota y Volkswagen decidieron que lo mejor era no sólo ensamblar productos pre armados en otros países, sino que lo más conveniente sería desarrollar modelos regionales partiendo de cero. De esta forma, las casas matrices no sólo pusieron grandes sumas de dinero, sino que también destinaron ingenieros, diseñadores y expertos de todas las disciplinas para ayudar en este complicado proceso.

Ofrecer automóviles regionales tiene muchas ventajas en términos prácticos, pero sin duda que entre las más relevantes está el hecho de que la mecánica está adaptada a las complicadas condiciones viales y geográficas de los países latinoamericanos. Otro punto a favor es que la disponibilidad de repuestos no constituye problema, ya que es la misma fábrica que construye el auto la que se encarga de proveerlos a precios más que aterrizados.

Uno de los proyectos Mercosur más conocidos fue el Ecosport. Utilizando la plataforma del modelo Fiesta, también regional, se dio forma a un compacto SUV que cumplió con creces no sólo las ambiciones de la marca, sino que también las de los clientes; sus virtudes lo hicieron exitoso, hasta el grado de incentivar a otras marcas a realizar esfuerzos similares, como el Prisma Y de Chevrolet o el Crossfox de Volkswagen.

En materia de sedanes, la casa matriz de PSA (Citroën-Peugeot), dio el vamos a las versiones tricuerpo de sus ejemplares C4 y 307 respectivamente. Ambos coches fueron delineados y posteriormente fabricados en la planta de El Palomar, Argentina.

La globalización y los tan mentados procesos de Calidad Global aplicados por las marcas han permitido reforzar la materialización de proyectos regionales. Es más, muchos modelos que se construyen en Europa pasan directo al cuidado del Mercosur como, por ejemplo, el nuevo Focus de Ford y el Logan del grupo Nissan- Renault. Trabajar en igualdad de condiciones en materia de calidad da buenos dividendos, como el ganarse la confianza de compradores más exigentes.

Ahora bien, para los automóviles Mercosur no sólo está llegando un segundo aire, sino que también una excelente oportunidad para sacarse de encima ese halo negativo que cuestiona su calidad, durabilidad y tecnología. Nuestro mercado, un gran consumidor circunstancial de estos productos, está en la mira de los fabricantes de orígenes no tradicionales, como China e India, y eso es justamente lo que están aprovechando los fabricantes Mercosur.

Hay clientes que, por una u otra razón, no están dispuestos a comprar autos chinos o indios, y a la hora de elegir por precio son justamente los productos argentinos o brasileños los que están en el primer lugar de la lista. Es muy cierto que, por efecto del encarecimiento del real y el cambio de peso trasandino a dólar, no resultan tan convenientes como años atrás; menos, cuando se sopesa su equipamiento versus el dinero desembolsado, pero también lo es que la diferencia no resulta tan abismal.

Sin embargo, los fabricantes radicados en Argentina y Brasil no sólo están al debe en términos de equipamiento, algo que los chinos resolvieron con creces, sino que una de sus grandes fl aquezas es la ausencia de sistemas electrónicos de ayuda a la conducción, como son los frenos ABS o los controles de tracción y estabilidad.

Cada vez que un nuevo modelo Mercosur es presentado a la prensa regional, todo va de maravilla hasta que se llega al ítem de seguridad activa. En la actualidad las marcas están trabajando para mejorar o anular esta debilidad, pero mientras no lo resuelvan por completo, el proceso de desarrollo y la reinvención misma de este importante grupo del mercado automotor mundial se verán estancados.

En lo que no se ha fallado es en la disponibilidad de motores eficientes (menos los diésel), transmisiones avanzadas y carrocerías con altos niveles de seguridad. Por ejemplo, hace muy poco se presentó en nuestro país la nueva generación Gol de Volkswagen, y como una grata sorpresa nos enteramos de que dicha unidad fue sometida a los rigores de las pruebas realizadas por el organismo independiente EuroNCAP.

Como podemos deducir, son los propios fabricantes quienes han tomado cartas en el asunto, intentando subir la valoración de sus productos. A este paso es muy probable que, en un lapso no superior a cinco años, ya tengamos la posibilidad de adquirir una nueva raza de automóviles Mercosur: modernos, con diseños de vanguardia, motores potentes y equipados con los mismos sistemas electrónicos que sus pares nacidos en Europa, Norteamérica o Asia.

 

 

Peugeot 207 Compact Fiat Línea Honda Civic

 

 

 

Novedades recientes

 

En materia de estrenos regionales, la industria automotriz del Mercosur no se detiene. Tres importantes lanzamientos se materializaron hace unos cuantos días, siendo todos ellos de gran importancia para reforzar este proceso de reimpulso que viven las marcas Fiat, Peugeot y Volkswagen.

La firma italiana presentó en Sao Paulo su elegante sedán Línea, algo así como el GrandePunto con baúl, que dispone de planta motriz de 1,9 litros con tecnología Flex (dos combustibles) de 132 caballos, y 1,4 litros T-Jet de 152 caballos. Es probable que el nuevo Línea llegue a nuestro país iniciándose el 2009.

El segundo producto en integrarse al mercado lleva por nombre 207 Compact, y es nada menos que el sucesor del tan exitoso 206. Fue presentado en la ciudad de San Luis, Argentina, y entre sus cualidades se cuentan las plantas motrices a gasolina de 1,4 litros con 75 CV y de 1,6 litros con 110 CV. Otra gran novedad es que desde ahora se agrega una espaciosa versión de tres volúmenes.

El tercer modelo de la lista es el Volkswagen Gol, un automóvil que en su quinta generación se presenta como una de las grandes apuestas de la firma germana asentada en Brasil. Este nuevo ejemplar es impulsado por una planta motriz a gasolina de 1,6 litros con 101 caballos, unida a una transmisión mecánica de cinco velocidades. Por ahora sólo está disponible la tipología hatchback cinco puertas, pero en el próximo Salón de Sao Paulo se estrenará la versión sedán, la que llevará el nombre de Gol Voyage.

Y una buena noticia para la industria automotriz Mercosur llega de la mano del fabricante alemán Mercedes-Benz. Está relacionada con la nueva Clase CLC, también conocida como SportCoupé, ya que ésta se fabricará en Brasil para abastecer a todos los mercados del mundo.

 

Mercedes-Benz CLC SportCoupé Ford Ecosport
Renault Logan Citroën C4 Sedán

 

{mospagebreak}

Inicio

Luz en la noche parisina

Como en todos los salones, los conceptuales son los grandes protagonistas a la hora de ofrecer realce. Pero en París brillarán con luz propia, deslumbrando con sus bellos diseños e impactando con lo último de la tecnología. Por Leonardo Pacheco.

Como ya es una tradición que se extiende por más de un siglo, el Salón de París, también conocido como el Mundial del Automóvil, abre sus puertas cargado de novedades. Si bien en él se presenta un importante número de estrenos destinados a nutrir el mercado regular, siempre son los conceptuales los actores protagónicos de la gala parisina.

Este año la cita ofrece grandes novedades, como la de introducir nuevos formatos de carrocería y comenzar a aclarar –dentro de la incertidumbre reinante– cuál será el medio energético que se impondrá en el futuro.

La mayoría de los fabricantes apuesta por la energía eléctrica acumulada en baterías de litio, y este esfuerzo mancomunado podría arrojar resultados interesantes; sólo basta con que alguien se lance al ataque para que los demás lo hagan… y el Chevrolet Volt ya hizo lo suyo.

 

 

Saab 9-x Air Mini Crossover Concept
Honda Insight Citroën Hypnos

 

 

Ejemplares destacados

 

Comenzaremos esta revisión por el Chevrolet Orlando, un nombre que sin duda sacará roncha en los periodistas galos, quienes seguramente no podrán pronunciar este vocablo latino. Se trata de un monoespacio de siete plazas, que bien podría convertirse en el futuro modelo familiar de la firma estadounidense. Según la información liberada, dispondrá de una planta motriz turbodiésel de 2 litros y 150 caballos.

Siguiendo en su tónica rupturista y confiando en que los trazos atrevidos serán la moda en el futuro cercano, la firma local Citroën presentará el prototipo Hypnos. Es una berlina de gran tamaño con aires de todoterreno, que será impulsada por una planta motriz de energía mixta; sobre sus detalles, la firma del doble chevrón no ha querido revelar mayores antecedentes; al menos, no hasta que se abran las puertas del salón.

El Honda Insight es uno de los conceptuales más afamados del evento galo. Sabiendo que la firma japonesa trabaja con seriedad en el buen aprovechamiento de la energía limpia, línea en la que destaca el modelo FCX, todo el mundo espera grandes cosas del renovado Insight. Pero además de sus posibilidades, el mencionado automóvil llega para enmendar errores del pasado. Sí, porque recordemos que Honda reconoció públicamente que no fue buena idea desarrollar tecnología híbrida sobre la base de un modelo impulsado con gasolina; nos referimos específicamente al Civic. Por algo este nuevo Insight ha sido bautizado como el “anti-Prius”, en alusión a la fuerte rivalidad que se desatará con Toyota.

Dicen por ahí que el Mercedes-Benz ConceptFASCINATION es el anticipo de lo que será la nueva Clase E. Sin embargo, otros dicen que por ningún motivo, ya que ese formato no se ajusta a la idea básica de una berlina. Este proyecto dispone de motor diésel amigable con el medioambiente, el que la marca denomina Bluetec.

El Mini Crossover es otro que se pone tenida futurista y anticipa algo de su posible evolución. La verdad es que, más allá de su espectacularidad, la idea es algo excéntrica, sobre todo considerando que desde ya el término Crossover suena un poco fuerte cuando se usa en un simpático Mini. Tiene puerta corrediza lateral y portón pivotante atrás, lo que sumado a las puertas convencionales genera un aspecto demasiado recargado.

Peugeot, como siempre, habla de ecología y no deja de alardear con sus atributos estéticos; pero claro, esta vez el Prologue modifica un tanto la idea, llevándola hacia destinos mucho más perdurables. Según los responsables del proyecto, el Prologue estará en condiciones de funcionar exclusivamente con un motor eléctrico (147 kw), pero eso no le quita el derecho de que también se ofrezca con energía híbrida, es decir, con motor eléctrico y otro de tipo térmico.

Y hablando de sueños, lo que presenta Renault es la guinda de esta fi esta parisina. Su nombre es Ondelios, y puede considerarse como la antítesis del buen gusto y del sentido de la realidad. Las puertas laterales se elevan al estilo “Alas de Gaviota” y, por si fuera poco, hasta el logotipo de la marca está relleno con luces de xenón.

Finalizamos la revisión con el no menos increíble 9-X Air de Saab. Podemos decir que se trata simplemente de un estudio de diseño, que busca dar con las posibles líneas de los futuros modelos de la marca escandinava; se mueve por medio de energía BioPower, es decir, mezclando un motor térmico con otro de tipo eléctrico, siendo el primero compatible con el combustible E85.

 

Mercedes-Benz ConceptFASCINATION Peugeot Prologue
Renault Ondelios Chevrolet Orlando

 

{mospagebreak}

Inicio

Nuevos modelos

El mercado está que arde

Falta muy poco para que el Salón del Automóvil abra sus puertas, y siguen llegando nuevos modelos. Esta vez las marcas asiáticas imponen su presencia, especialmente las chinas. Por Leonardo Pacheco.

Por lo general, antes de celebrarse una muestra automotriz las marcas guardan sus estrenos, esperando arrojar toda la carne a la parrilla en medio de luces, aplausos y con toda la prensa especializada reunida en un mismo lugar. Pero esta vez esa regla no se ha dado, y a escasas semanas de celebrarse la décima edición del Salón del Automóvil de Santiago, las casas automotrices no se reservan el derecho a mantener sus estrenos en secreto.

Sólo basta con apreciar la gran cantidad de ejemplares que se han presentado en los días previos a esta edición para comprender que el mercado automotor nacional está más sano que nunca, y que sin lugar a dudas más de una grata sorpresa se está preparando.

En el grupo de los fabricantes chinos tenemos cuatro importantes novedades. La primera lleva por nombre F3, y es el sedán estrella de la marca BYD. Está equipado con una planta motriz a gasolina de 1,5 litros de tecnología Mitsubishi, que ofrece una potencia máxima de 105 caballos a 6.000 revoluciones; la transmisión es mecánica de cinco marchas. Está disponible en dos versiones, ambas muy bien equipadas, y su precio de lista arranca en los $5.990.000.

ZX Auto es otra de las marcas que se suman a la nutrida oferta nacional. Pone a disposición del público dos interesantes productos: Landmark y Grandtiger. El primero es un elegante SUV equipado con motor a gasolina de 2,4 litros y 126 caballos de potencia, que está unido a una transmisión mecánica de cinco velocidades; la tracción puede ser 4×2 o 4×4.

El segundo integrante de la gama ZX Auto, Grandtiger, es una robusta camioneta concebida para responder de buen modo a las exigencias laborales y recreativas. Posee motor a gasolina de 2,4 litros y 126 caballos de potencia; ofrece opciones de tracción simple y doble.

Destiny se denomina el nuevo producto de Chery, que es el cuarto integrante de esta fuerte arremetida china. Se trata de un vehículo familiar por excelencia, que dispone de 22 portaobjetos y lo último en materia de flexibilidad interior. Es impulsado por un motor a gasolina de 2 litros, que entrega una potencia máxima de 138 caballos a 5.750 revoluciones; la transmisiones mecánica de cinco velocidades.

El bloque surcoreano lo encabeza Kia Motors. Presentó dos novedades de gran importancia, y además se dio el lujo de anticipar una de sus creaciones más refinadas: el Mohave. El Sportage luce un remozado diseño exterior, que insinúa mayor deportividad, en tanto que la marca sigue confiando en la gran eficiencia de las plantas motrices a gasolina y diésel de 2 litros, con potencias de 140 y 112 caballos respectivamente.

Sorento también cambió para bien, luciendo un poco más deportivo y ostentando un paquete de equipamiento mucho más generoso. El grande la familia Kia puede moverse por medio de tres opciones de motorización: 2,5 litros diésel VGT (170 CV), 3,3 litros (241 CV) y 3,8 litros (266 CV), ambos alimentados con gasolina.

Sobre el Mohave podemos decir que se comercializará en Chile fi nalizando el mes en curso. Sus dimensiones son impresionantes, al igual que su diseño y nivel de equipamiento; cuenta con un pujante motor de 3,8 litros que eroga una potencia máxima de 274 caballos.

Desde Japón llegan los renovados Grand Nomade y Grand Vitara de Suzuki. Además de presentarse con leves retoques externos y ofrecer un mejorado nivel de equipamiento, incluso en sus versiones elementales, este par de ágiles aventureros dispone de dos nuevas opciones de planta motriz: 2,4 litros VVT de 164 caballos, y 3,2 litros DVVT de 221 caballos, siendo esta última del tipo V6.

La versión tope de gama de la variante Gran Nomade dispone de sistema HDC (Hill Descent Control) y Hill Hold, los que brindan un valioso apoyo en las maniobras de ascenso y descenso de laderas. También se agrega el sistema de tracción integral 4-Mode en la mayoría de las versiones.

Y de Asia saltamos a Sudamérica, más precisamente a Brasil, para mencionar al último modelo en integrarse al mercado nacional. Se trata del Volkswagen Gol, un ejemplar que en su quinta generación luce más juvenil y fresco que nunca.

Está equipado con planta motriz a gasolina de 1,6 litros y 101 caballos, la que desde ahora abandona la posición longitudinal para acomodarse de modo transversal; la plataforma es totalmente nueva. Un dato importante de mencionar es que el nuevo Gol fue testeado positivamente por la EuroNCAP, para comprobar sus niveles de seguridad durante una colisión; que un auto Mercosur sea sometido a tal examen no es algo habitual.

{mospagebreak}

Inicio

Los estrenos que vienen

Los chicos superpoderosos

 

Si bien estamos en plena época de especulaciones acerca de los modelos que serán exhibidos en la muestra capitalina, no está de más soñar un poco y aprontarnos para el arribo de impresionantes autos deportivos. Por Leonardo Pacheco.

 

Nadie lo ha confirmado, pero tampoco nadie lo ha negado. Y es que a la hora de especular el pasaje es gratis. Incluso nada impide caer en una especie de locura colectiva por saber qué modelos serán presentados en el Salón del Automóvil. Por lo mismo, esta nota no tiene otro norte que entrar al juego, e invitarlo a adelantarse un par de semanas y admirar el posible ramillete de bólidos deportivos que podrían darse cita en Espacio Riesco.

La revisión comienza por Audi, esa famosa marca germana que dio vida al futurista modelo R8. Algunos medios especializados anuncian que será la potente versión Le Mans la que estará en Santiago. Ojalá, aunque convengamos que con el solo hecho de que esté la menos “equina” de las motorizaciones, ya nos sentiremos conformes.

 

Alfa Romeo 8C Competizione Chevrolet Camaro Concept Nissan GT-R

 

Alfa Romeo pavoneará su hermoso 8C Competizione, un automóvil que parece diseñado por los propios dioses del Olimpo; esperemos que esos mismos dioses lo traigan a Chile, porque su presencia daría para escribir muchas crónicas.

Chevrolet hará lo propio con el Camaro Concept, el que si bien ya está anunciado para la producción en serie, igual sigue siendo un atrevido estudio visual; se dice que podría ser el propio Transformer Bumblebee el que deleitará al público.

Probablemente Mercedes-Benz dejará a todos mudos con su increíble bólido SL65 AMG; el mismo que tuvimos la suerte de conducir en California. De por sí los bólidos de AMG son dignos de admiración, por lo que la firma germana no la tendrá fácil si pretende impresionar aún más.

Y no puede estar ausente un Porsche; menos, cuando se trata del genuino 911 de nueva generación; ya sabemos que sin autos no hay salón, pero sin Porsche simplemente todo queda en nada. Alguien por ahí osó mencionar al Panamera, pero con tal nivel de reserva que ha tenido la firma de Stuttgart, incluso hacia sus propios coterráneos, es mejor no hacerse tantas ilusiones.

Nissan GT-R es el nombre del último bólido que podría estar presente, o más bien que nos gustaría, en la cita santiaguina. Cómo no, si tanto por diseño como por prestaciones puede considerarse como uno de los grandes logros de la firma nipona. Esperemos que los responsables locales de la marca lo tomen en cuenta.

 

Audi R8 Porsche 911
Mercedes-Benz SL65 AMG

 

{mospagebreak}

Inicio

Al volante: Audi A4

Sumando cualidades

 


Equipado con una planta motriz TFSI de 1,8 litros y 160 caballos, este renovado sedán germano se presenta como uno de los grandes protagonistas del mercado premium. Puede correr a más de 215 km/h. Por Leonardo Pacheco.

Utilizando la misma eficiente plataforma del modelo A5, la firma alemana Audi configuró la nueva generación de la berlina compacta A4. Por la misma razón es que no resulta extraño que sus dimensiones básicas hayan crecido con respecto al modelo anterior: 4.703 mm de longitud y una distancia entre ejes de 2.808 mm.

Pero en materia estética es en donde el cambio se siente con mayor fuerza. Sobre todo, en detalles como los led que avivan las luces principales, el parachoques con zócalo esculpido y la zaga con una pequeña aletilla aerodinámica rematando la tapa del baúl; la verdad es que es un diseño muy atractivo.

El habitáculo impresiona por sus refinadas soluciones ergonométricas y constructivas, y también por la presencia de materiales dignos de una cabina aeronáutica; el aluminio es un elemento casi corporativo para Audi. Por su parte, el cuero del tapizado está finamente tratado: fresco en verano y acogedor en invierno.

La tecnología no está ausente en este nuevo modelo, y la presencia de una avanzada transmisión Multitronic de 8 velocidades lo confirma; se trata de uno de los mayores logros técnicos de la firma teutona, hasta el punto de haberse adjudicado un par de premios internacionales.

Bajo el capó habita una planta motriz también de última hornada. Se trata de la unidad a gasolina turboalimentada de 1,8 litros, que entrega una potencia máxima de 160 caballos a 6.200 revoluciones, y un par de 250 Nm entre las 1.500 y 4.500 rpm. Con este material, el A4 está en condiciones de moverse a más de 215 km/h, y acelerar de 0 a 100 km/h en 8,2 segundos.

 

 

 

 

Deportivo innato

 

Desde el mismo momento de poner en marcha el motor, el piloto descubre que empuña el volante de un coche deportivo, veloz, ágil y lúdico. Y al cabo de unos cuantos kilómetros, la sensación se incrementa de modo considerable, para llegar a su máxima expresión en las primeras curvas del camino.

Además de potente, este Audi da la talla para ser considerado todo un atleta del asfalto, que combina las competencias de medio fondo con aquellas de resistencia. Al motor parece nunca acabársele la vitamina, al mismo tiempo que la transmisión provista de ocho velocidades ofrece la posibilidad de retener la aguja del tacómetro justo en el rango en el que se aprovechan.

En el ítem seguridad, sólo se pueden anotar buenas impresiones. La frenada es poderosa, en tanto que la suspensión artísticamente calibrada nos faculta para enfrentar las curvas con total aplomo, incluso cuando por mero entusiasmo nos pasamos de un rango de velocidad prudente; para este bólido enfrentar un peralte al borde de los 200 km/h es un ejercicio simple.

Este notable automóvil está disponible en nuestro país, y una vez que lo haya probado no podrá evitar la tentación de llevárselo a casa. Y lo mejor de todo es que su espacioso habitáculo es ideal para la familia, mientras que su vigorosa mecánica hará las delicias de quienes aman el alto performance.

{mospagebreak}

Inicio

Al volante: Subaru Impreza Sedán

Cambio de tipología


Ahora el Impreza se viste de sedán con el firme propósito de encantar a los compradores que buscan una correcta simbiosis de emoción con buen juicio. Su motor bóxer de 2 litros y 150 caballos, ofrece un notable desempeño. Por Leonardo Pacheco.

Cuando fue presentada la nueva generación Impreza en tipología hatchback, la promesa de incluir un sedán quedó de manifiesto. Pero claro, primero llegaría a los mercados más grandes del mundo y luego al nuestro; pero igualmente en un plazo breve. La marca ya confirmó su presencia para el Salón del Automóvil, y en forma anticipada les ofrecemos esta impresión de manejo.

El Impreza Sedán que tuvimos la suerte de conducir está equipado con una planta motriz a gasolina de 2 litros y 150 caballos a 6.400 revoluciones; la cifra de torque alcanza los 20 kgm a 3.200 rpm. Por supuesto se trata de un motor bóxer, el que gracias a que sus cilindros están montados de modo horizontal opuesto, está en condiciones de ofrecer un notable equilibrio.

La carrocería se muestra elegante y bien lograda, lo que da cuenta de que no se trata de un simple hatchback derivado a sedán, sino que de un diseño estudiado y minucioso; sólo basta con apreciar su silueta para enterarse del excelente trabajo arquitectónico que se ha realizado.

El habitáculo, además de amplio, es muy digno de esta marca, lo que es equivalente a decir que ofrece materiales nobles y terminaciones prolijas; el puesto de manejo respeta la tónica deportiva de sus hermanos de gama, pero de un modo menos extremo, en aras del confort. Por tratarse de un sedán, es importante comentar que dentro del baúl se pueden acomodar bultos de gran tamaño.

 

 

 

Ecuación perfecta

 

Debido a la especial ubicación de los elementos mecánicos sobre la plataforma, de modo simétrico longitudinal, el Impreza Sedán está en condiciones de brindarnos un andar suave, equilibrado y al borde de la perfección dinámica. Todos los elementos trabajan en armonía, incluso cuando, por simple juego o descuido, el piloto realiza maniobras al filo de la física.

El motor acelera con determinación, erogando su potencia de manera progresiva y gentil; la presencia de tracción integral permanente (AWD), una de las ciencias que mejor domina Subaru, incrementa la sensación de aplomo y control sobre el camino. La transmisión en tanto dispone de cuatro marchas, las que son suficientes para dosificar con eficiencia la energía proveniente de la planta motriz.

La suspensión, sin caer en la rigidez extrema, es capaz de responder de buen modo a las exigencias del manejo deportivo; en las curvas casi no se detectan oscilaciones de la carrocería. Pero al rodar sobre camino sinuoso, esos mismos trenes que nos deleitan con su fornida resistencia nos confortan con una considerable capacidad para absorber imperfecciones; lo más destacable de todo es que no hay sistemas electrónicos involucrados.

El nuevo Impreza Sedán no sólo es portador de un nombre famoso, sino que hace gala de su prestigio, por medio de reacciones dóciles, mucha seguridad dinámica y un nivel de equipamiento muy elevado. La tecnología también lo beneficia, en especial aquella que guarda relación con la transferencia de potencia al piso.