El debate sobre Siria se trata sobre “cómo responder a uno de los más horrendos usos de armas químicas en un siglo”, afirmó el primer ministro del Reino Unido, David Cameron, al inicio de la sesión de emergencia en el Parlamento. “Dicho de forma simple, ¿es parte del interés nacional de Gran Bretaña en mantener […]

  • 29 agosto, 2013

David Cameron. Foto EFE

El debate sobre Siria se trata sobre “cómo responder a uno de los más horrendos usos de armas químicas en un siglo”, afirmó el primer ministro del Reino Unido, David Cameron, al inicio de la sesión de emergencia en el Parlamento.

“Dicho de forma simple, ¿es parte del interés nacional de Gran Bretaña en mantener un tabú internacional en contra del uso de armas químicas en los campos de batalla? Yo creo que sí”, dijo Cameron.

La autoridad agregó que el gobierno actuaría sin antes tener el informe del equipo de especialistas de las Naciones Unidas que acudió a Damasco a tomar muestras de sangre de las víctimas del presunto ataque de gas.

Cameron sostuvo que el no reaccionar ante los hechos es una señal que erróneamente se interpretará como que el presidente de Siria, Bashar al-Assad, podría usar armas químicas “en la impunidad”.

Un informe de inteligencia del gobierno británico concluyó que era altamente probable de que el gobierno sirio haya sido el responsable del ataque de gas, en el que murieron al menos 350 personas.

Revise el artículo completo en CNN.