El 26 de agosto de 1912 un político noruego llamado Johan Nygard se acercó al alcalde de Gudbrandsdal, un pequeño pueblo de ese país, y le entregó una caja con una nota que decía que el paquete debía abrirse en 2012, informó Huffington Post. Hay gran expectativa en Noruega sobre el contenido de la caja, […]

  • 24 agosto, 2012

El 26 de agosto de 1912 un político noruego llamado Johan Nygard se acercó al alcalde de Gudbrandsdal, un pequeño pueblo de ese país, y le entregó una caja con una nota que decía que el paquete debía abrirse en 2012, informó Huffington Post.

Hay gran expectativa en Noruega sobre el contenido de la caja, guardada por cien años en un museo de la ciudad. Según un medio local, Nygard habría dicho que lo que había dentro “beneficiaría y encantaría a las futuras generaciones”.

El periódico local Verdens Gang emitirá en su sitio web una transmisión especial en vivo de la apertura del paquete, la cual se realizará el viernes en la tarde.

Otras cápsulas del tiempo

Ésta no es la primera vez en que se guardan cosas con el estricto deseo de que sean abiertas a futuro. Pero mucho d esos proyectos han sido decepcionantes.

Por ejemplo, mientras se arreglaba un colegio en Michigan se encontó una cápsula que contenía papeles con los nombres escritos a mano de los profesores y estudiantes de esa época.

En 1907 unas personas escondieron 24 discos de vinilo en una bodega de la Ópera de París, pero los protegieron con una tela de material extraño que obligó a los que rescataron los discos protegerse con ropa especial.

Revise el artículo en Huffington Post.