Hace ya un par de meses que la galería Artium –ubicada en Presidente Riesco– decidió abrir una sucursal para su arte. Se trata de un nuevo espacio en el emblemático –por decir algo– barrio de Nueva Costanera, el que cada vez se ha ido llenando y potenciando más de espectaculares centros de arte y de […]

  • 8 agosto, 2008

Hace ya un par de meses que la galería Artium –ubicada en Presidente Riesco– decidió abrir una sucursal para su arte. Se trata de un nuevo espacio en el emblemático –por decir algo– barrio de Nueva Costanera, el que cada vez se ha ido llenando y potenciando más de espectaculares centros de arte y de buenos locales comerciales. La verdad es que la iniciativa se agradece, porque mientras más importancia y espacio se le dé a la cultura en Chile, mejor. La gente se ha ido acostumbrando a ir a las exposiciones, a estar al tanto, a preguntar y también a comprar obras, lo que siempre es un incentivo para que otros puedan instalarse con nuevas galerías o remodelar alguna antigua. Siguiendo esta línea, Artium hizo lo suyo, y para inaugurar como corresponde organizó una interesante muestra de arte cinético con tres de sus mejores representantes. Se trata de Matilde Pérez, Jesús Rafael Soto y Víctor Vasarely, tres íconos que han sabido dejar su nombre en la línea creativa del tiempo. Quizás algunos puedan decir que ya se ha visto harto de ellos últimamente en Santiago y de esta tendencia en general, pero lo bueno y distinto que tiene esta exhibiciónes que, por ejemplo, cuenta  con una inédita escultura de Vasarely y con obras gráficas traídas directamente desde París de los otros artistas. Vale la pena darse una vuelta. Desde el 7 al 21 de agosto, en Nueva Costanera 3832.