En medio de la negociación colectiva de TVN en la cual los trabajadores piden un bono de fin de conflicto por 1,2 millones de pesos, el presidente del canal, Bruno Baranda, dio una entrevista a la Intranet de la estación televisiva a la que accedió Capital. Dice que el directorio “dio vuelta la página a los desencuentros”; que se debe hacer una mejor “gestión de personas”; que el perfil del nuevo director ejecutivo debe estar lejos de los personalismos y que debe instalarse la versatilidad y la flexibilidad para la sobrevivencia de TVN. Revise la entrevista aquí.

  • 19 febrero, 2019

-Han pasado dos meses desde su llegada a TVN, ¿cómo evalúa este breve tiempo en el canal?

Hago una muy buena evaluación y tengo un pronóstico auspicioso para el futuro de TVN. Lo considero un gran ‘espacio’ de comunicación y un ‘lugar’ de encuentro con nuestra audiencia, estructurado no solo en la TV abierta y lineal, sino en las múltiples plataformas a través de las cuales el público está hoy en día conociendo las noticias o el deporte y participando en reflexiones y debate político, accediendo a más y mejor cultura y a un enorme abanico y alternativas de entretenimiento”.

-Como presidente, ¿qué visión tiene del trabajo dentro del Directorio?

En el Directorio estamos trabajando en un excelente ambiente, con seriedad, confianza y profesionalismo, cada uno aportando desde su conocimiento, habilidades y experiencia. Nos veo a todos muy comprometidos y con mucha identidad TVN. Quisiera destacar que, ya terminando diciembre, se dio vuelta la página a los desencuentros y se extendió una invitación para instalar el encuentro y la confianza, cada uno desde el rol y la responsabilidad a los que hemos sido convocados. Siento también que hemos instalado el encuentro y las confianzas con los ejecutivos, dirigentes sindicales y, en general, con todos los colaboradores con quienes he podido interactuar. Estamos llamados a mirar hacia el futuro y a aprovechar todas las oportunidades desperdiciadas para ser exitosos, para retomar el liderazgo que históricamente hemos tenido y para superar las dificultades”.

-TVN está inserto en una industria en mutación, ¿cómo ve usted la situación de la industria y la de TVN?

-Veo y siento que al interior de TVN la mayoría tiene muchas ganas de hacer bien las cosas, de participar y aportar en esta nueva etapa, para fortalecernos y desarrollar talentos y contenido. A partir de un diagnóstico crítico inicial y del contexto de la industria, soy optimista y tengo un buen pronóstico para el canal. Pero no será ni fácil ni gratis. Parto de la base que debemos hacer una mejor –espero que excelente– gestión de personas hacia el interior, preocupándonos de nuestros colaboradores y sus familias.

Tras eso, en primer lugar, la mirada debe dejar de estar en el pasado y en la crisis. Por el contrario, debemos mirar hacia adelante y poner la vista en el futuro. Rápidamente, quienes aún no lo han hecho deben salir de la trampa que amarra una típica mirada de crisis para ponerse en ‘modo creativo’. Hay que abrirse y expandirse con la vista hacia el futuro y advirtiendo la enorme cantidad de oportunidades que tenemos al frente. Segundo, debemos poner los ojos y el corazón en nuestros clientes, que son tanto la audiencia como los auspiciadores. Frente a ellos no solo debemos mostrar una visión optimista, sino que debemos TENER esta visión por una sincera CONVICCIÓN de que somos capaces de abrir la mente para innovar y adecuar el canal a las necesidades de los tiempos, cumpliendo su rol de televisión pública”.

-¿Cómo ve a TVN hoy?

-TVN es mucho más que el canal abierto. Así como una constelación está compuesta por una multiplicidad de astros, galaxias y estrellas, TVN estará compuesto por múltiples plataformas, tanto para cumplir nuestra misión pública y social, como para satisfacer las necesidades de información, reflexión, cultura y entretención de nuestra audiencia. Verán que centrando la mirada en nuestros clientes (televidentes, auditores y auspiciadores) y utilizando todos los talentos que existen hoy en TVN, más aquellos que incorporaremos, nos desarrollaremos sostenidamente, ampliaremos nuestro horizonte y encontraremos los espacios para diferenciarnos y así volver a cautivar nuestra audiencia. La decisión y el convencimiento de hacerlo son fundamentales en cada uno de quienes trabajamos en TVN. De lo contrario, nos quedaremos, o más bien aquellos que no se sumen a estos nuevos desafíos se quedarán, anclados en el pasado y con sus ojos oscuros, enterrados en el hormigón de nuestro edificio y de los estudios”.

– ¿Cuáles son las tareas más próximas por desarrollar?

-Nuestras próximas tareas estarán focalizadas en pensar y definir nuestro propósito en el marco normativo e institucional de TVN como televisión pública; en definir la dinámica y el cómo alcanzar y cumplir con ese propósito, para enseguida aplicarnos y cumplir con las tareas y el trabajo –duro y comprometido– que nos permitirá alcanzar los compromisos y desafíos definidos”.

-En este sentido, pareciera que una de las tareas más urgentes es el fichaje de director ejecutivo y director de programación, ¿qué nos puede contar al respecto?

Estamos trabajando seriamente en ello. Tanto en la búsqueda y designación de Director Ejecutivo como en el Gerente y el equipo de programación. Sinceramente, entendemos bien la urgencia y la necesidad. En este contexto es que nos hemos tomado el tiempo necesario para no tropezarnos y evitar que el apremio nos lleve a cometer errores. Hay quienes injusta y equivocadamente han criticado el tiempo que nos estamos dando para esta contratación, sin embargo me parece que era necesario y prudente. Es inimaginable la cantidad de ofrecimientos que hemos recibido, casi todos ellos indicándonos imperativamente cómo y qué debemos hacer para “sacar adelante el canal”. Algunos han tenido mucho espíritu y vocación, no me cabe duda, pero pienso que TVN saldrá adelante no por la habilidad y gracia personal o profesional de ‘un’ Director Ejecutivo.

Es obvio que se necesita a alguien talentoso, sin embargo hoy no es suficiente el talento personal. TVN volverá a liderar la industria de las comunicaciones porque seremos capaces de armar un EQUIPO talentoso. Estamos contratando una parte del equipo que falta, para que se incorpore al equipo que actualmente existe en TVN. Tenemos gente muy destacada, buena y habilosa, a la que deberían sumarse aquellas nuevas contrataciones”.

-¿Cuál es el perfil de Director Ejecutivo que se busca?

“El nuevo Director Ejecutivo debe tener mucha competencia y experticia. Debe ser ‘open mind’ y un conocedor de la moderna industria de las comunicaciones y del entretenimiento. Debe tener cualidades que le permitan ejercer un liderazgo horizontal, bueno para formar y decidir en equipo. Debe ser un conocedor en profundidad sobre contenidos y programación y tener y un buen olfato comercial. Como se ve, son muchísimas cualidades que no es fácil encontrar en una persona, de modo rápido y responsable. Por ello, el tiempo ha sido importante y les pido que así lo comprendan”.

– El canal enfrenta en este momento un proceso de negociación colectiva. ¿Desde su rol como Presidente hay algún mensaje que quisiera transmitir en ese contexto?

-Nuestra gestión como Directorio estará muy centrada en las personas, en todos quienes trabajan y apoyan el desarrollo de TVN. Para nosotros la gestión de personas, la preocupación por los trabajadores y el ambiente de trabajo son importantes. En este contexto es que en las tres primeras semanas le dediqué mucho tiempo a reuniones y conversaciones con los dirigentes de los tres sindicatos de TVN. Primero los escuché y hablamos sobre las distintas miradas que tenían respecto del estado actual del canal y de las razones por las cuales estamos en el punto en donde estamos. Naturalmente también abordamos las expectativas y los pasos que, a futuro, podríamos dar juntos. Digo que podríamos dar juntos, porque este debe ser un proyecto colectivo.

Así como no soy de la idea de liderazgos unipersonales o imperativos, tampoco confío en los desafíos con personalismo y desconsideración hacia todos aquellos que forman parte de una organización, y en esto creo interpretar a todos los Directores. No habrá éxito sostenible si no es por el camino de entender que todos debemos aportar al desarrollo y fortalecimiento de TVN.

En este contexto, la negociación colectiva es una tremenda oportunidad para instalar la sensatez y el buen criterio, los equilibrios razonables que deben existir y las buenas condiciones de trabajo. Así como hablamos de la multiplicidad de plataformas como un desafío urgente de abordar, en el ámbito del trabajo debemos transitar a la polifuncionalidad y a la simplicidad. Para enfrentar la tarea de reestructuración, que no solo permita la sobrevivencia sino también la sostenibilidad, deben instalarse la versatilidad y flexibilidad. Pero esto no debe entenderse ni significar precariedad en el empleo. Por ningún motivo”.

-¿Hacia dónde quisiera como Presidente que transitara el diálogo?

-Estamos enfrentados a la imperiosa necesidad de repensar la empresa, de definir nuestro propósito de cara al futuro dado el contexto de nuestra industria. Y es aquí donde hice el llamado -y lo reitero- a todos nuestros trabajadores, y en especial a quienes tiene la responsabilidad de liderar los sindicatos, para que hagamos nuestros mejores esfuerzos por encontrar el camino que nos permita entender lo IMPOSIBLE de seguir en el camino en que hemos estado en los últimos años, en los que el canal ha estado gastando más de lo que produce y recibe.

De modo rápido e imperioso, TVN tiene la necesidad de adecuar los costos y gastos de operación. Pero, reitero, mi mirada no es la típica mirada de crisis, centrada únicamente en los costos sino que, a la vez e inmediatamente, estamos trabajando en medidas complementarias para retomar una senda de crecimiento. Los costos y gastos son solo una parte, que en alguna proporción hay que cortar. Sin embargo, nos estamos exigiendo más porque nuestro verdadero desafío es ‘rediseñar’ nuestra estructura de costos y