La presidenta de la Corte Suprema del Reino Unido, lady Brenda Hale, tiene un perfil público bastante inusual. La abogada que acaparó todas las miradas de la prensa internacional al leer la sentencia que declaró ilegal y sin efecto la decisión de suspender las labores parlamentarias propuesta por el Primer Ministro Boris Johnson (BoJo), ha […]

  • 28 septiembre, 2019

La presidenta de la Corte Suprema del Reino Unido, lady Brenda Hale, tiene un perfil público bastante inusual. La abogada que acaparó todas las miradas de la prensa internacional al leer la sentencia que declaró ilegal y sin efecto la decisión de suspender las labores parlamentarias propuesta por el Primer Ministro Boris Johnson (BoJo), ha aparecido en Vogue, participó como jueza en Master Chef y ha sido descrita como la “Beyoncé del poder judicial”.

En 2004, recibió el título de baronesa de Richmond por ser la única mujer nombrada “lord de la ley” en la Cámara de los Lores.  El lema que escogió para su escudo de armas dice mucho de sus férreas convicciones, pese a ironizar sobre su baja estatura: “Las mujeres son iguales a todo”.

Fanática de los prendedores de insectos, el día de la sentencia contra el dictamen de BoJo, lady Hale llamó la atención del público por el broche con forma de araña que llevaba sujeto a su vestido negro. La llamativa joya rápidamente se convirtió en polera: un diseño negro con el insecto plateado en el pecho. La compañía Balcony Shirts –creadora de la prenda– recaudó más de 5.000 libras, tras pocas horas de que Hale hubiese dictado el veredicto de la corte. Irónicamente, la fábrica de las poleras se ubica en Uxbridge, la circunscripción de Boris Johnson.