Era sabido que los equipos de Uruguay e Italia iban a salir a ganar o ganar el partido que los enfrentaba, ya que ambos se jugaban un cupo para los octavos de final del campeonato mundial. Los uruguayos respiraron tranquilos cuando a los 81 minutos Diego Godín metió el gol que los hacía avanzar, pero […]

  • 26 junio, 2014

EFE_Luis Suárez

Era sabido que los equipos de Uruguay e Italia iban a salir a ganar o ganar el partido que los enfrentaba, ya que ambos se jugaban un cupo para los octavos de final del campeonato mundial.

Los uruguayos respiraron tranquilos cuando a los 81 minutos Diego Godín metió el gol que los hacía avanzar, pero todo ello se vio manchado por una jugada de Luis Suárez en que mordió el hombro izquierdo de Giorgio Chiellini, acción que rápidamente se tomó las redes sociales, pues no era la primera vez que Suárez agrede así a un jugador.

A dos días de lo ocurrido, el Comité de Disciplina de la [tweetable]FIFA decidió castigar a Luis Suárez con nueve partidos de suspensión y cuatro meses sin jugar[/tweetable] en ninguna competición, es decir, no podrá jugar por el Liverpool ni cualquier otro club que quisiera ficharlo hasta fines de octubre.

Además de ello se le multó con 100.000 francos suizos, unos 82.229 euros.

Revise el artículo completo en el diario AS