Un ejemplo de un mal negocio. Así fue calificada la movida de la BBC, que compró en dos plazos –2007 y 2011– las “biblias de los viajeros”, desembolsando 197 millones de dólares, para luego venderlas este año en 77,8 millones de dólares a la agencia digital NC2 Media. Su dueño es el millonario Brad M. […]

  • 4 abril, 2013


Un ejemplo de un mal negocio. Así fue calificada la movida de la BBC, que compró en dos plazos –2007 y 2011– las “biblias de los viajeros”, desembolsando 197 millones de dólares, para luego venderlas este año en 77,8 millones de dólares a la agencia digital NC2 Media. Su dueño es el millonario Brad M. Kelley, el cuarto terrateniente privado de Estados Unidos (tiene más de 100 mil hectáreas).

Originario de Kentucky, Kelley hizo su fortuna en la industria del tabaco –vendió su empresa en 1 billón de dólares el año 2001– y hoy es un conservacionista. Reacio a dar entrevistas, Kelley, cuyo patrimonio según la revista Forbes asciende a 1,9 billones de dólares, no tuitea ni menos usa su email. Prefiere elaborar su propio bourbon, recorrer sus campos en su camioneta Ford y alimentar a sus animales exóticos.

De niño, Kelley dejó 4 veces el colegio y nunca fue a la universidad. Cuando la periodista Nina Monck, de la revista Vanity Fair, logró preguntarle su receta del éxito, Kelley respondió: “Pienso que fue la disciplina, la paciencia, evitar los errores y trabajar para el largo plazo. Un montón de cosas cursis que me van a hacer aparecer como un idiota en su artículo”. ¿Qué tal?