Un nuevo estudio sugiere que la gente podría bostezar porque sus cerebros están demasiado calientes, no porque estén aburridos o cansados. Un grupo de investigadores identificaron la temperatura como el único elemento predictor del bosteza, indicando que este este acto podría ser usado para regular la temperatura del cerebro. Los investigadores de la Universidad de […]

  • 8 mayo, 2014

bostezo

Un nuevo estudio sugiere que la gente podría bostezar porque sus cerebros están demasiado calientes, no porque estén aburridos o cansados. Un grupo de investigadores identificaron la temperatura como el único elemento predictor del bosteza, indicando que este este acto podría ser usado para regular la temperatura del cerebro.

Los investigadores de la Universidad de Vienna investigaron a personas en Austria y Arizona y monitorearon su actividad, descubriendo que era mucho más probable que la gente bostezara cuando se encontraba a más altas temperaturas. Otros factores como el sexo, temporada, edad, humedad, tiempo pasado en el exterior y horas de sueño la noche antes no tenían un efecto significativo en las posibilidades de bostezar de una persona.

Lee la noticia completa en Time.