Aún no se sabe cuándo, pero ya es un hecho: habrá cambios en el directorio de la Bolsa de Comercio de Santiago. La última reforma de estatutos, aprobada en enero pasado y que permite la incorporación de directores que no sean corredores de bolsa, apuró la decisión de varios de los actuales directivos por dejar sus sillones en la principal rueda chilena.

  • 14 marzo, 2012

Aún no se sabe cuándo, pero ya es un hecho: habrá cambios en el directorio de la Bolsa de Comercio de Santiago. La última reforma de estatutos, aprobada en enero pasado y que permite la incorporación de directores que no sean corredores de bolsa, apuró la decisión de varios de los actuales directivos por dejar sus sillones en la principal rueda chilena.

Según fuentes ligadas al proceso, ya se están buscando reemplazantes para algunos de los asientos. Actualmente el directorio de la bolsa es ocupado por los propios dueños de las corredoras o los presidentes de los bancos que tienen acciones en el centro de negociaciones como Leonidas Vial (Larraín Vial), Juan Andrés Camus (Celfin), Mauricio Larraín (Banco Santander), Andrónico Luksic (Banco de Chile), Bernardo Matte (Bice), Álvaro Saieh (Corp Group) y Luis Enrique Yarur (BCI), entre otros.

La idea es que sus puestos sean ocupados por los gerentes de las corredoras o por directores profesionales.

La última reforma de estatutos entregó además al directorio de la bolsa la facultad para sancionar a directores, gerentes y ejecutivos de corredoras que hayan cometido faltas o atentando contra las buenas prácticas del mercado. Ello, luego de varios casos de uso de custodia de los clientes o de información privilegiada como las caídas de las corredoras Serrano, Fit y Alfa; o el caso de La Polar, en que el rol e imagen de los corredores quedó fuertemente dañado y muy cuestionado públicamente.