BMW ha sabido posicionar muy bien su familia de SUV, desde que lanzó el primer X5, allá en 1999, allanó el camino para los utilitarios deportivos de lujo. Ahora, se acaba de actualizar el más pequeño y juvenil de esta familia, el BMW X1. SE trata de uno de los modelos más vendidos en el segmento de los SAV (Sport Activity Vehicle), denominación que le da la marca alemana a este tipo de vehículos.

  • 7 febrero, 2020

El integrante más pequeño de la familia X llega con un diseño más jugado: audaz y deportivo y capacidades que lo dejan bien parado tanto en ciudad como en caminos complicados.

Se actualiza con un potente, pero eficiente motor BMW TwinPower Turbo de tres y cuatro cilindros el que puede ir asociado a un sistema de tracción integral inteligente BMW xDrive.

En lo que respecta a motorización, el renovado X1 estará disponible en Chile en 3 variantes, X1 sDrive18d, X1 sDrive20i y X1 xDrive20i. El modelo base tiene un motor deportivo y eficiente que entrega un rendimiento dinámico en la carretera capaz de superar los terrenos más difíciles.

Además, la tecnología de suspensión proporciona a todos los modelos la agilidad clásica de los SAV de BMW, ofreciendo un manejo controlable y con precisión, mientras que el sistema inteligente de tracción total xDrive divide los ejes delanteros y traseros para adaptar la conducción a diferentes escenarios.

El diseño es un factor determinante en el nuevo BMW X1, ya que ofrece un corte con una figura más atractiva y clara que irradia un aura más dominante e imponente en la parte delantera. Cuenta con una parrilla BMW más grande y riñones que ahora se fusionan en el centro, conectando con los nuevos faros LED que incluyen una iconografía de luz más nítida y un parachoques con tomas de aire más grandes.

La parte trasera también posee nuevas características que redefinen el estilo de este modelo, por ejemplo, una incrustación en el faldón que adopta el color de la carrocería principal del vehículo, lo que le entrega mayor presencia.

En cuanto a equipamiento e interiores, el BMW X1 cuenta con una pantalla de control de 8.8” o 10,25” montada centralmente, donde es posible especificar un sistema de navegación y operar con el controlador iDrive de BMW, control de voz o la misma tecnología de la pantalla táctil.

Gracias a su presencia, flexibilidad y eficiencia, el BMW X1 es el automóvil ideal para quienes buscan disfrutar del placer de conducir y a la vez satisfacer sus necesidades de traslado sin perder la comodidad y el estilo.