Ser uno de los máximos exponente deportivos de una marca famosa por el dinamismo de sus autos no es cualquier cosa. Se trata de una posición de dominio, que despliega el poder y se convierte en una suerte de demostración de lo que una marca puede hacer. De eso se trata el recién estrenado en Chile; BMW M8 Competition Coupé.

  • 27 marzo, 2020

Se trata de un atractivo y agresivo modelo que oficia como perfecto Gran Turismo y luce una agresiva imagen. Bajo, ancho, con focos rasgados y una silueta baja, que sugiere sus capacidades en pista, este Coupé grande de alto desempeño, tuvo sus inicios  en los años noventa, cuando se creó un prototipo del BMW M8 que se utilizó para desarrollar el motor que luego se utilizaría en el legendario McLaren F1.

Se trata de un tope de gama que no se centra tan solo en el lujo (que lo tiene), su poder reside en un bloque motriz V8  que representa la cúspide de su tecnología M TwinPower Turbo. Con una cilindrada de 4.4 litros, es capaz de desarrollar una potencia de 625 caballos de fuerza, con un torque máximo de 750 Nm, cifras que aseguran un desempeño al menos extremo. Este poder se controla mediante una transmisión Automática Steptronic M de 8 velocidades, con levas en el volante con Drivelogic, que permite 3 modos de uso. 

Dueño de una cadena de poder envidiable, cuenta con tracción total, con sistema M xDrive, que ofrece tres perfiles de configuración de reparto de fuerza entre ejes, así el conductor puede optar por 4WD, 4WD Sport o 2WD.

“Para el mercado chileno, el nuevo BMW M8 2020 llega de forma exclusiva con la versión Competition, en principio para la carrocería Coupé. Es por esto que su motor V8 de 4.4 litros entrega una potencia de 625 caballos, atributo que cautiva a los amantes de la conducción deportiva de alto rendimiento que caracteriza a BMW”, comenta Fernando Cifuentes, Jefe de Inteligencia de Mercado y Especialista en Producto de BMW Chile.

Pensado para ser el mejor de su marca, y casi un estandarte de deportividad y performance frente a sus competidores, este modelo ofrece un avanzado chasis ideado para máximo rendimiento en pista. Quienes gusten del manejo deportivo estarán felices con el alto nivel de personalización que permite calibrarlo para modificar los parámetros de suspensión adaptativa, la dirección con desmultiplicación variable, el grupo moto propulsor y los frenos. Cada configuración se almacena, para después contar con fácil acceso a ella.

Más que un auto de lujo una experiencia completa, solo para algunos y fanáticos de la velocidad, su alto nivel de equipamiento está en el tope de la oferta nacional, por lo que más que nada es un auto que hay que vivirlo, conducirlo y respetarlo, tiene 625 caballos de fuerza para domar.