Max Kaufmann R. Asesoría en área de operaciones y despachos Welcome Air Group Aterrizaje: Mayo 2010 Ciudad: Innsbruck, Austria

  • 16 diciembre, 2010

Max Kaufmann R.

Asesoría en área de operaciones y despachos

Welcome Air Group

Aterrizaje: Mayo 2010

Ciudad: Innsbruck, Austria

Imprescindibles

Shock culinario: La variedad en jamones, quesos y chocolates.

Un plato: Käse Spätzle (fideos con queso de la zona “muy fuerte” gratinados al horno y cebolla).

Un lugar:
"Piburgersee” a solo 30 minutos de Innsbruck. Es un pequeño lago muy transparente rodeado de montañas con un paisaje maravilloso. Durante el verano las temperaturas permiten bañarse en el lago y durante el invierno, si la nieve lo permite, las caminatas alrededor de éste ofrecen un buen paseo dominguero.

Un modismo: hascht durscht?

Anécdota:Al hacer las compras de la cerveza para un asado, me pregunta la cajera hascht durscht? Yo la miraba sin entender…después de un rato entendí la pregunta “Tienes sed?”.

Primera Impresión: Es como estar en un cuento de Heidi, entre las montañas, las verdes praderas, con vacas y ovejas por todos los lados. Innsbruck, una de las ciudades más grandes de Austria, está rodeada por este entorno.

Experiencia: en lo personal, sin palabras… increíble. Poder vivir esta experiencia con Pilar, mi señora, ha sido maravilloso, apoyándonos mutuamente al estar lejos de la familia y amigos. Laboralmente he aprendido a ver las cosas desde otro punto de vista.

No me acostumbro a: una dieta sin mariscos. A la formalidad y frialdad de las personas. Lo difícil que es hacer el primer contacto con personas que no te conocen.

Me costará dejar cuando vuelva a Chile: la vida al aire libre, la vida de pueblo, las pistas de esquí a solo pasos de la casa, la tranquilidad y el aire limpio.

Lo que más me ha gustado del pais: La naturaleza, los paisajes y sus entornos. Poder combinar la vida familiar, haciendo paseos a los alrededores de Innsbruck disfrutando del entorno, con el trabajo diario. La comida típica casera y muy contundente.

Cómo es el ejecutivo local: Es gente muy productiva, que valora su tiempo en familia. Por lo tanto cuando hay que trabajar, se trabaja… acá no existe el término “sacar la vuelta”. Son personas muy formales y cuesta bastante quebrar el hielo y entrar en confianza. El ejecutivo está acostumbrado a comunicar e informar su trabajo, haciendo partícipe a su equipo de los proyectos.