“Sería impensable. Si lo hiciésemos, provocaríamos un escándalo internacional y perjudicaríamos la imagen olímpica”, declaró el ministro del Interior, también a cargo de la cartera de Deportes. En 1936, Adolf Hitler utilizó las Olimpíadas con fines propagandísticos.

  • 5 junio, 2019

El gobierno alemán descartó esta semana cualquier posibilidad de organizar los Juegos Olímpicos de 2036, cien años después de una edición que fue utilizada por Adolfo Hitler con fines propagandísticos. “Sería impensable. Si lo hiciésemos, provocaríamos un escándalo internacional y perjudicaríamos la imagen olímpica”, declaró el ministro del Interior y Deportes, Horst Seehofer, al diario Frankfurter Allgemeine Zeitung.

En 1936, los Juegos organizados en Berlín fueron utilizados para propaganda por el régimen nazi, que sin embargo tuvo que soportar las múltiples medallas de oro obtenidas por el atleta afroamericano, Jesse Owens.

Durante dos semanas en agosto de ese año, el nazismo camufló su carácter racista y militarista para explotar las Olimpíadas, presentando la imagen de una Alemania pacífica y tolerante.

A fines del año la Federación del Deporte en Berlín (LSB) dijo estar abierta a que la ciudad alemana sea sede de los Juegos Olímpicos 2036.

La elección de la sede definitiva se decidirá a mediados del año 2029, entre las ciudades candidatas.