Mauro Canziani es un emprendedor de tomo y lomo. Ya en sus años de estudiante de Ingeniería en la Universidad de Chile exploraba fórmulas que le permitieran iniciar su propio negocio.

En 2006 se dio cuenta de que en el mercado mundial de las aguas había oportunidades que no se habían explotado y decidió crear un bebestible orientado específi camente a la mujer. Después de 5 años de arduo trabajo nació Guapa, un beauty drink –así se bautizó- que ya está en el mercado y que sólo es posible tomar gracias a su exclusiva y única tapa dispensadora.

Fanático del diseño, Canziani junto a su socio, Jorge Aninat, logró crear una tapa completamente hermética que libera los componentes activos que permiten por primera vez a la consumidora contar con una bebida que potencia la belleza de la piel (Q10), reduce el peso (Silouette) y retarda el envejecimiento (Luteín y Zeaxantina). La tecnología, denominada Hermetic Delivery System Technology, fue patentada en todo el mundo y ya hay inversionistas internacionales interesados en explotar su desarrollo.

  • 16 diciembre, 2010

 

Mauro Canziani es un emprendedor de tomo y lomo. Ya en sus años de estudiante de Ingeniería en la Universidad de Chile exploraba fórmulas que le permitieran iniciar su propio negocio.

En 2006 se dio cuenta de que en el mercado mundial de las aguas había oportunidades que no se habían explotado y decidió crear un bebestible orientado específi camente a la mujer. Después de 5 años de arduo trabajo nació Guapa, un beauty drink –así se bautizó- que ya está en el mercado y que sólo es posible tomar gracias a su exclusiva y única tapa dispensadora.

Fanático del diseño, Canziani junto a su socio, Jorge Aninat, logró crear una tapa completamente hermética que libera los componentes activos que permiten por primera vez a la consumidora contar con una bebida que potencia la belleza de la piel (Q10), reduce el peso (Silouette) y retarda el envejecimiento (Luteín y Zeaxantina). La tecnología, denominada Hermetic Delivery System Technology, fue patentada en todo el mundo y ya hay inversionistas internacionales interesados en explotar su desarrollo.