Después de 16 años trabajando en multinacionales como Colgate Palmolive y Unilever, y luego de tres años como gerente de marketing corporativo de D&S, Ester Sáez decidió tomar vuelo propio y formar su propia empresa. Sólo sabía que quería crear algo relacionado con la cosmética y focalizarse en los mercados más sofisticados del mundo, como Europa y Estados Unidos. Después de investigar las nuevas tendencias y las tecnologías disponibles, creó Cosmetofoods, una empresa que se especializa en productos cosméticos orientados a la salud y la belleza. Así nació uno de sus productos insignes: Cosmetofruit, un “elixir”, como ella le llama, que actúa como complemento alimenticio en el que se combinan las moléculas de flavonoides y polifenoles que contienen berries como murta, maqui y arándanos, además de uvas. Sáez explica que, por las condiciones climáticas adversas, en Chile los berries poseen entre 30% y 40% más de estas moléculas que en el resto del mundo. La tecnología para extraerlas es desarrollada por el laboratorio Lucien Biotechnologies, de Alvaro Olivera-Nappa y Andrés Leschot, quienes son socios de Sáez en este emprendimiento. Cosmetofruit ya fue lanzado en Inglaterra y Estados Unidos en enero pasado, y actualmente se encuentra a la venta en dos de las tiendas más sofisticadas de productos de belleza en esos países. Pero quieren seguir creciendo e incorporar nuevos mercados y nuevos productos a su portafolio. Para eso, Sáez está en plena búsqueda de un inversionista que, además de capital, aporte conocimientos en marketing y retail.

  • 7 abril, 2011

Después de 16 años trabajando en multinacionales como Colgate Palmolive y Unilever, y luego de tres años como gerente de marketing corporativo de D&S, Ester Sáez decidió tomar vuelo propio y formar su propia empresa. Sólo sabía que quería crear algo relacionado con la cosmética y focalizarse en los mercados más sofisticados del mundo, como Europa y Estados Unidos. Después de investigar las nuevas tendencias y las tecnologías disponibles, creó Cosmetofoods, una empresa que se especializa en productos cosméticos orientados a la salud y la belleza. Así nació uno de sus productos insignes: Cosmetofruit, un “elixir”, como ella le llama, que actúa como complemento alimenticio en el que se combinan las moléculas de flavonoides y polifenoles que contienen berries como murta, maqui y arándanos, además de uvas. Sáez explica que, por las condiciones climáticas adversas, en Chile los berries poseen entre 30% y 40% más de estas moléculas que en el resto del mundo.

La tecnología para extraerlas es desarrollada por el laboratorio Lucien Biotechnologies, de Alvaro Olivera-Nappa y Andrés Leschot, quienes son socios de Sáez en este emprendimiento.

Cosmetofruit ya fue lanzado en Inglaterra y Estados Unidos en enero pasado, y actualmente se encuentra a la venta en dos de las tiendas más sofisticadas de productos de belleza en esos países. Pero quieren seguir creciendo e incorporar nuevos mercados y nuevos productos a su portafolio. Para eso, Sáez está en plena búsqueda de un inversionista que, además de capital, aporte conocimientos en marketing y retail.