Ya en Estocolmo y a poco de comenzar la cumbre del G-20 en San Petersbrugo, Rusia, Barack Obama comparece en una rueda de prensa junto al primer ministro sueco, Fredik Reinfeldt. En esa instancia, el mandatario norteamericano dijo que la credibilidad de Estados Unidos, el Congreso y la comunidad internacional están en juego ante la […]

  • 4 septiembre, 2013

Barack Obama

Ya en Estocolmo y a poco de comenzar la cumbre del G-20 en San Petersbrugo, Rusia, Barack Obama comparece en una rueda de prensa junto al primer ministro sueco, Fredik Reinfeldt. En esa instancia, el mandatario norteamericano dijo que la credibilidad de Estados Unidos, el Congreso y la comunidad internacional están en juego ante la supuesta utilización de armas químicas en Damasco.

“Yo no fui quien estableció esta línea roja, sino del mundo (…) cuando el 98% de la población mundial dijo que el uso de las armas químicas son aborrecibles y se estableció un tratado que prohíbe su uso, incluso cuando los países están comprometidos en la guerra”, dijo el mandatario.

Obama está buscando el apoyo en Estados Unidos para iniciar la acción militar, por lo que el Congreso votará la próxima semana sobre si da o no su respaldo para la intervención.

Revise el artículo completo en BBC