Las islas Caimán, Bahamas o Bermudas dejarán de ser paraísos tan apetecidos para muchos. Al menos en materia fiscal. Hasta el 31 de diciembre tienen plazo los contribuyentes para acogerse a la ventana transitoria para regular sus rentas en el exterior. El proceso, más conocido como “repatriación de capitales”, permite pagar un impuesto único de […]

  • 17 septiembre, 2015

SII

Las islas Caimán, Bahamas o Bermudas dejarán de ser paraísos tan apetecidos para muchos. Al menos en materia fiscal. Hasta el 31 de diciembre tienen plazo los contribuyentes para acogerse a la ventana transitoria para regular sus rentas en el exterior. El proceso, más conocido como “repatriación de capitales”, permite pagar un impuesto único de un 8% por esas platas, un buen negocio para quienes tienen dineros en el exterior considerando que terminado el plazo, deberán tributar el 40% a nivel personal.

Y no sólo los contribuyentes están preocupados de no perder el beneficio. Según comentan en el ambiente legal, bancos como el UBS o el Credit Suisse han mandado cartas a sus clientes chilenos, emplazándolos a que se pronuncien sobre qué decisión tomarán con sus inversiones respecto a la repatriación. En ellas, le piden que definan si ya han regularizado su situación, están en vías de hacerlo o si no tienen interés. En el tercer caso, los “invitan” a dejar el banco.

En la plaza comentan que son cada día más los clientes que están regularizando sus dineros en el extranjero. Según cálculos, la operación permitirá recaudar del orden de los 120 millones de dólares.