La economía mundial se encuentra en un año complicado. Así ha quedado de manifiesto en los últimos informes del Banco Mundial. Esta vez, el organismo pidió acelerar las reformas en Latinoamérica para salir de la etapa de  crecimiento lento. En concreto, El [tweetable]Banco Mundial recortó la previsión económica para América Latina[/tweetable], y calculó que la […]

  • 14 junio, 2014

ElPaís_Brasil

La economía mundial se encuentra en un año complicado.

Así ha quedado de manifiesto en los últimos informes del Banco Mundial. Esta vez, el organismo pidió acelerar las reformas en Latinoamérica para salir de la etapa de  crecimiento lento.

En concreto, El [tweetable]Banco Mundial recortó la previsión económica para América Latina[/tweetable], y calculó que la expansión de este año será del 4,8%, es decir, medio punto porcentual menos de lo previsto hace seis meses. América Latina crecerá al 1,9%, un punto menos.

El mensaje es que los países en desarrollo “deben prepararse para un año de magro crecimiento”, porque se retrasa el esperado repunte.

Para América Latina, lo que más preocupa al Banco Mundial es que la región se acostumbre a crecer por debajo del 3%. Por eso es que se insiste en que los países de la región deben potenciar la productividad interna como vía para sostener un ritmo de crecimiento sólido.

“Es necesario prevenir que un crecimiento mediocre se convierta en la nueva normalidad”, advierten.

Revise el artículo completo en El País.