Cuesta que las cosas queden atrás. De eso sabe la gente de Banchile, que durante estos meses no ha dejado de sentir los coletazos de las cuestionadas operaciones con forwards que terminaron –directa e indirectamente– entre 2003 y 2004 con la salida de la corredora de bolsa de Alejandro Parraguez (en su momento gerente de […]

  • 23 marzo, 2007

Cuesta que las cosas queden atrás. De eso sabe la gente de Banchile, que durante estos meses no ha dejado de sentir los coletazos de las cuestionadas operaciones con forwards que terminaron –directa e indirectamente– entre 2003 y 2004 con la salida de la corredora de bolsa de Alejandro Parraguez (en su momento gerente de inversiones de Banchile), Eduardo Teixidó (subgerente de productos forward) y Armando Achondo (subgerente de moneda extranjera), además de algunas ejecutivas.

Según supimos, el viernes 16 de marzo el Séptimo Juzgado de Garantía de Santiago resolvió dar curso a una querella por el delito de calumnia interpuesta por Armando Achondo en contra de Francisco Armanet, gerente general de Banchile, fijando la próxima audiencia entre las partes por el próximo 2 de mayo.

Es preciso plantear que la demanda de Achondo en contra de Armanet es posterior a una querella criminal presentada por Banchile en contra de quienes resulten responsables (en clara alusión a Achondo) por el delito de estafa en perjuicio de la corredora, juicio que si bien una parte plantea que está en manos de la Corte de Apelaciones de Santiago, la otra señala que fue ganada por Achondo, habiéndosele declarado inocente.

En cuanto a la actual demanda por calumnia, supimos que en la corredora se estima que carece de todo fundamento jurídico, razón por la cual estarían confiados en una resolución favorable.