Aurus, el fondo de capital de riesgo de los ex socios de Moneda José Miguel Musalem, Antonio Cruz, Roberto Koifman y Juan Carlos Délano, y los ex controladores del Banco Internacional, Alejandro y Sergio Furman, acaba de concretar una inversión de dos millones de dólares en Trigemina, una empresa de biotecnología que se dedica al desarrollo de drogas para el tratamiento del dolor crónico y sub crónico.

  • 8 mayo, 2012

Aurus, el fondo de capital de riesgo de los ex socios de Moneda José Miguel Musalem, Antonio Cruz, Roberto Koifman y Juan Carlos Délano, y los ex controladores del Banco Internacional, Alejandro y Sergio Furman, acaba de concretar una inversión de dos millones de dólares en Trigemina, una empresa de biotecnología que se dedica al desarrollo de drogas para el tratamiento del dolor crónico y sub crónico.
La idea es utilizar los recursos provenientes de esta inversión para avanzar en el desarrollo de una de estas drogas en una patología en particular denominada neuralgia del trigémino, el llamado nervio de los dentistas, porque es el principal terminal nervioso dental. “Una patología a la que en ocasiones se le denominaba como la enfermedad del suicidio, debido a los fuertes dolores que provocaba y a lo difícil que era lidiar con los síntomas”, explica Alexander Seelenberger, Managing Partner de Aurus.