La casa británica, que se cuenta en el selecto grupo de marcas de súper lujo, introdujo en Chile, su ejemplar más deportivo. Alta potencia que se traduce en una deportividad extrema con un diseño que quita el aliento.

  • 12 julio, 2019

Muy conocida como la marca favorito de James Bond, Aston Martin es parte de un grupo de marcas automotrices, que por posicionamiento, precio, estilo y performance, son casi animales míticos, que ameritan casi una selfie inmediata cuando es divisado uno.

Ahora en Chile, algunos se podrán encontrar con el ultra exclusivo Aston Martin DBS Superleggera, un modelo que propone que la deportividad extrema no es solo para espartanos superdeportivos, sino que también se puede vivir con opulencia.

Reneplazo natural del modelo Vanquish; el DBS Superleggera, toma el papel de l modelo más deportivo de la marca y retoma el nombre DBS, oroginal del modelo de 1967, y que en (2006), fue correspondía a la nomenclatura del autos que ocupó Daniel Craig, en la película de James Bond, Casino Royale.

Elegantemente brutal, cuenta con un bloque motriz de asombro: con 12 cilindros en V, y 5,2 litros es capaz de entregar nada menos que 725 caballos de fuerza, con un torque de 900 Nm. Estas tremendas magnitudes son controladas por la caja automática ZF de 8 velocidades. Este tremendo propulsor, se ubica lo más atrás posible para mejorar la distribución del centro de gravedad y el peso. Así, es capaz de detener el crono de 0 a 100 Km/h, en 3,4 segundos.

Concebido como un coupé de alto performance, está construido sobre chasis de aluminio ultraligero con carrocería de fibra de carbono, mientras que su carrocería cuenta con un trabajo ultra sofisticado de aerodinámica, también en función de dotar de mayor control sobre su asombroso despliegue de poder.

El lujo británico lo expresa en su interior con asientos en cuero negro que recubrirá el habitáculo, por detalles en alcántara color gris, pero la marca ofrece amplias posibilidades de personalización para sus exclusivos dueños. En equipamiento, destaca su sistema de sonido 3D de Bang&Olufsen, con interfase mediante pantalla táctil LCD de 8”, con sistema de navegación integrado por satélite, cámara de 360 grados, sistemas keyless, asistente de estacionamiento a distancia, HUB para wifi y llantas de 21 pulgadas. Un pequeño detalle, el DBS Superleggera puede alcanzar una velocidad máxima de 339 Km/h.