Antes del inicio de las Olimpiadas, el comité organizador de Beijing anunció que los 6,8 millones de tickets para los distintos eventos se encontraban vendidos, un hecho inédito en los 112 años de historia de los juegos modernos de verano. Pero en las transmisiones se han visto muchos asientos vacíos. Un ejemplo: el 11 de […]

  • 20 agosto, 2008

Antes del inicio de las Olimpiadas, el comité organizador de Beijing anunció que los 6,8 millones de tickets para los distintos eventos se encontraban vendidos, un hecho inédito en los 112 años de historia de los juegos modernos de verano. Pero en las transmisiones se han visto muchos asientos vacíos. Un ejemplo: el 11 de agosto hubo 20 competiciones en 18 estadios. Seis estadios tenían al menos un 30% de sitios disponibles. “Estamos conscientes de que los estadios no han estado llenos; pensamos que es debido a las exigencias del clima”, dijo Wang Wei, vicepresidente del organismo a periodistas.

El hecho no es nuevo a nivel de juegos olímpicos y tiene un gran inconveniente para el público en general, que se ve impedido de comprar entradas por estar supuestamente “agotadas”.