Hace un par de meses, asesores del empresario Sebastián Piñera se acercaron a la empresa de comunicaciones Burson Marsteller con la intención de que ésta trabajara en un plan de omunicaciones para el ex candidato. Sí… leyó bien. Inicialmente, la idea era que esta agencia, cuya casa matriz está en Estados Unidos, se encargara de […]

  • 4 mayo, 2007

Hace un par de meses, asesores del empresario Sebastián Piñera se acercaron a la empresa de comunicaciones Burson Marsteller con la intención de que ésta trabajara en un plan de omunicaciones para el ex candidato. Sí… leyó bien. Inicialmente, la idea era que esta agencia, cuya casa matriz está en Estados Unidos, se encargara de los temas de la Fundación Futuro, el parque Tantauco y Colo Colo. Pero luego, el tema se expandió a todos sus negocios. Así las cosas, la empresa elaboró un plan maestro en el cual le sugerían que sus comunicaciones se debían dividir en distintas fases. En el tema de la comunicación política, por ejemplo, debían operar los asociados de Burson, que es la ofi cina Penn, Schoen & Berland Associates más conocido como PSB, quienes en estos momentos está monitoreando de cerca las posibilidades políticas de Hillary Clinton. Y en el manejo de los negocios privados la fi rma The Lab, de Prolam Young & Rubicam. Todo, en un plazo de tres años a partir del 2007. Claro que el tema aún está en veremos, pues Piñera todavía no ha respondido a la propuesta.