Por: Marcelo Soto Fotos: Verónica Ortíz Uno de los libros claves para entender ese gigantesco esfuerzo político que fue el traspaso de poder desde la victoria del No a la asunción de Aylwin tuvo un origen urgente. Ascanio Cavallo necesitaba dinero para pagar el tratamiento de su padre, que había sufrido un derrame cerebral. “Mis […]

  • 4 enero, 2018
Foto: Verónica Ortíz

Por: Marcelo Soto
Fotos: Verónica Ortíz

Uno de los libros claves para entender ese gigantesco esfuerzo político que fue el traspaso de poder desde la victoria del No a la asunción de Aylwin tuvo un origen urgente. Ascanio Cavallo necesitaba dinero para pagar el tratamiento de su padre, que había sufrido un derrame cerebral. “Mis gasros estaban desbordados, por eso pedí un muy buen adelanto, unos 5 o 6 millones de pesos, que me resolvió el problema”, reconoce el periodista.

Eso fue en 1992 y un cuarto de siglo después, el libro Los hombres de la transición (Uqbar Editores) no ha perdido un ápice de actualidad y se mantiene como uno de los más brillantes trabajos periodísticos de las últimas décadas. No sólo eso: junto a Historia oculta del régimen militar e Historia oculta de la transición conforma una trilogía que, aparte de ser probablemente la más vendida en su género, es esencial para entender el Chile moderno…

“El próximo gobierno va a necesitar un presidente con mucha generosidad política dentro de su propia coalición, para ver si tiene posibilidades de ser sucedido por alguien de su sector”.

“El principal riesgo para Piñera es él mismo. Y hay un riesgo paradojal, que es que hay muchas expectativas”.

“Piñera y Büchi eran incompatibles. El ex ministro de Hacienda era un tipo tranquilo, callado, reflexivo. Y este otro es un torbellino”.

“Sin ofender a Felipe Larraín, en un gobierno como el de Piñera el ministro de Hacienda es Piñera, que además es ministro del Interior, ministro de Transportes, de Salud”.

Si eres suscriptor,

continúa leyendo esta nota en el papel digital.

Si aún no lo eres, suscríbete AQUÍ.