Todo partió en 2018, cuando el delantero de la roja le pidió por Twitter a Andrónico Luksic que apadrinara un equipo de fútbol popular de Santiago. “Andrónico, miles de niños me escriben para sumarse a Rodelindo, lo invito a apadrinar una escuela de fútbol en algún barrio popular de Santiago. Necesitamos su apoyo!! A ver […]

  • 12 abril, 2019

Todo partió en 2018, cuando el delantero de la roja le pidió por Twitter a Andrónico Luksic que apadrinara un equipo de fútbol popular de Santiago. “Andrónico, miles de niños me escriben para sumarse a Rodelindo, lo invito a apadrinar una escuela de fútbol en algún barrio popular de Santiago. Necesitamos su apoyo!! A ver si logramos inspirar a muchos”. El empresario le contestó a través de la misma red social y poco después el apoyo se concretó: le regaló un año de indumentaria, canchas, transporte y colaciones para su equipo de San Joaquín, Rodelindo Román. La cercanía entre ambos se estrechó, y ahora, a través de Impulso Inicial –la fundación que creó el presidente de Quiñenco a fines del año pasado para apoyar el emprendimiento– lanzaron el programa “Reyes de Barrio”, en alianza con la Fundación Arturo Vidal, creada por el titular del Barcelona en 2015.

La iniciativa busca contribuir, mediante la participación en torneos de fútbol, a la integración social y educativa de pre-adolescentes que viven en barrios periféricos y estigmatizados de la ciudad de Santiago, asegura en la web. Para esto, el programa cuenta con ocho escuelas de fútbol gratuitas en Puente Alto, Renca, Pudahuel, La Florida, San Ramón, Lo Prado, La Cisterna y Cerro Navia, que tienen entrenamientos dos veces por semana y campeonatos los sábados, y espera llegar a mil niños vulnerables.