Con la decisión de la alcaldesa de Lo Barnechea Marta Ehlers de no repostular al sillón edilicio, el camino quedó despejado para los interesados en el cargo. Como el cupo le pertenece a Renovación Nacional y la Alianza tiene amplia mayoría en la comuna, el elegido por la directiva del partido tiene prácticamente el puesto […]

  • 2 abril, 2008

Con la decisión de la alcaldesa de Lo Barnechea Marta Ehlers de no repostular al sillón edilicio, el camino quedó despejado para los interesados en el cargo. Como el cupo le pertenece a Renovación Nacional y la Alianza tiene amplia mayoría en la comuna, el elegido por la directiva del partido tiene prácticamente el puesto a su disposición. Se espera que RN tome la decisión final, más o menos, en abril de 2008.

El nombre que suena con más fuerza para suceder a Ehlers es una vecina de la comuna y conocida por sus campañas de ayuda social: Ximena Ossandón Irarrázabal, casada con el economista Luis Hernán Paúl, hermana del alcalde de Puente Alto Manuel José Ossandón, y del presidente del Instituto Libertad, Roberto Ossandón.

Independiente de las decisiones de las cúpulas, como mujer movida e infatigable -como la califi can sus conocidos- decidió poner en marcha algunas ideas a favor de la comuna. La primera es conseguir que los habitantes de Lo Barnechea (en buena medida llegados hace pocos años al sector, atraídos por la creciente oferta inmobiliria) voten en la comuna. Con dicho objetivo, comenzó la distribución de volantes, como el que acompaña esta nota.

Mientras tanto, hace caso omiso de lo que cualquiera podría considerar como “indirectas” de algunos políticos, como la carta que el diputado Julio Dittborn envió a El Mercurio, donde plantea que el candidato por Lo Barnechea “no debe estar ligado a familias o empresas que tengan una alta presencia en el sector inmobiliario de esta comuna”. ¿Se referirá a la ofi cina de corretaje Ossandón Propiedades? La amplitud de la restricción propuesta por Dittborn dejaría fuera de combate a muchas personalidades. Un dato: sólo por el lado Irarrázabal, Ossandón tiene más de 400 años de historia familiar, y por lo tanto, de parientes en Chile.