El fabricante del iPhone pagaría alrededor de US$ 1.000 millones por esta tecnología, según informa ‘The Wall Street Journal’.

  • 23 julio, 2019

Apple se encuentra en conversaciones avanzadas para la compra del negocio de módem para smarphones de Intel. Esto según publicóThe Wall Street Journal, en un movimiento que dotaría al fabricante del iPhone de un mayor control sobre su cadena de suministro.

La operación, que podría cerrarse la próxima semana, rondaría los US$1.000 millones e incluiría acceso a las patentes y al personal investigador.

De culminar con éxito la negociación, la firma de la manzana tendría acceso al trabajo de ingeniería y al talento que está detrás del esfuerzo de Intel durante muchos años para desarrollar chips modernos para la próxima generación crucial de tecnología inalámbrica, conocida como 5G. Apple ha estado trabajando para desarrollar sus propios chips, y ser menos dependiente de la tecnología de terceros, en un momento en el que las tensiones comerciales entre China y Estados Unidos amenazan las relaciones comerciales con algunos de sus principales proveedores.

La compra de los chips de Intel permitirá además a la empresa que dirige Tim Cook acelerar el desarrollo de su primer iPhone con tecnología 5G que, según los analistas, se lanzará al mercado el próximo año.

Fábrica de chips

En lo que respecta al fabricante de chips, la venta de esta división, que compró en 2011 a Infineon Technologies 1.400 millones de dólares, culmina la salida de la compañía del negocio de los chips para móviles 5G. Un mercado dominado por Qualcomm, que ya ha anunciado el desarrollo de un módem de segunda generación y que cuenta con clientes como Samsung y LG. Con la venta, Intel tapona las abultadas pérdidas, de alrededor de 1.000 millones de dólares al año, según The Wall Street Journal, que estaba generando este negocio.

Intel seguirá trabajando en el desarrollo de tecnología 5G para dispositivos conectados, aunque no para smartphones. «El 5G sigue siendo una prioridad estratégica para Intel, y nuestro equipo ha desarrollado una valiosa cartera de productos inalámbricos y de propiedad intelectual», dijo el CEO de Intel, Bob Swan.

Las discusiones entre Apple e Intel comenzaron el verano pasado, poco después de que el ex CEO de Intel, Brian Krzanich, renunciara, según las mismas fuentes. Krzanich defendió el negocio de los módems y promocionó la tecnología 5G como una importante fuente de ingresos futuros. Sin embargo, su sucesor, Bob Swan, ha optado por abandonar aquellos negocios no estratégicos para Intel entre los que se encuentran los chips para móviles.