Apple es la empresa privada más rentable del mundo, pero que depende cada vez más del iPhone para el crecimiento de sus ventas. La elevada demanda del smartphone más la llegada del Apple Watch a más países y ventas récord en los Mac, subieron las ganancias 36% anual, a US$ 53.400 millones. La elevada demanda […]

  • 29 octubre, 2015

iphone-6s

Apple es la empresa privada más rentable del mundo, pero que depende cada vez más del iPhone para el crecimiento de sus ventas. La elevada demanda del smartphone más la llegada del Apple Watch a más países y ventas récord en los Mac, subieron las ganancias 36% anual, a US$ 53.400 millones. La elevada demanda del iPhone, la llegada del Apple Watch a más países y ventas récord en los Mac, elevaron las ganancias 36% anual, a US$ 53.400 millones.

Aunque a Wall Street le gusta debatir sobre la compañía de Cupertino y durante cuánto tiempo puede seguir creciendo, es cierto que, tras la euforia del estelar ejercicio 2015, llega el desafío de igualar o superar las cifras. [tweetable]El mercado se pregunta hasta cuándo podrá el iPhone por sí solo sostener los ingresos de Apple[/tweetable].

Y el vaivén de la acción en los últimos meses ha levantado dudas. Para los optimistas, habrá un nuevo repunte el próximo año, cuando Apple pulverice de nuevo las proyecciones de ventas con el iPhone 7, tal cómo pasó con el iPhone 6.

La compañía insiste en que mantendrá el ritmo en el actual trimestre, pero su apuesta nuevamente estará en una alta demanda del iPhone, ahora que muchos usuarios se están actualizando al último modelo, y en el crecimiento en China. La proyección, sin embargo, implica un alza de sólo 4% en las ventas respecto de 2014.

Revise el artículo completo en Diario Financiero.