El brazo minero del grupo Luksic, Antofagasta Minerals, que preside Jean Paul Luksic, se tomó en serio su proceso de internacionalización. Hace unos cuatro meses la firma que hoy controla los yacimientos Pelambres, El Tesoro, Michilla y el proyecto Esperanza, contrató al Boston Consulting Group a quien encomendó la tarea de reorganizar la compañía para […]

  • 16 noviembre, 2007

El brazo minero del grupo Luksic, Antofagasta Minerals, que preside Jean Paul Luksic, se tomó en serio su proceso de internacionalización. Hace unos cuatro meses la firma que hoy controla los yacimientos Pelambres, El Tesoro, Michilla y el proyecto Esperanza, contrató al Boston Consulting Group a quien encomendó la tarea de reorganizar la compañía para llevar adelante el crecimiento internacional.

El proceso de análisis terminó hace unos días y, aunque no implicó cambio de ejecutivos, la recomendación fue reorganizar procesos internos y dar prioridad a tres vicepresidencias por sobre el resto. En la primera línea quedaron las vicepresidencias de Operaciones, con Jorge Gómez a la cabeza; Nuevos Negocios, dirigida por Ricardo Muhr; y de Proyectos, comandada por Gerhard Von Borries. Mientras que en una segunda línea se ubicaron las vicepresidencias de Finanzas y Desarrollo, a cargo de Alejandro Rivera; y Asuntos Legales, donde está Francisco Veloso.

En la actualidad la compañía está enfocada en el desarrollo de su proyecto Esperanza, en la II Región, además de sacar adelante el entrabado tranque El Mauro –cuya situación aún no se resuelve en tribunales–, que permitirá sostener la expansión de Pelambres. Claro que una de sus mayores inquietudes está en Pakistán, donde el desorden político-civil mantiene en incertidumbre el desarrollo del proyecto Reko Diq, sobre el que se siguen realizando estudios y mediciones con equipos profesionales enviados desde Chile.