En Los Ángeles, California, Rovio Entertainment, creador de “Angry Birds” acusó en tribunales al restaurante “Angry Birdz Chicken” por usar su marca.

  • 26 junio, 2019

No le gustó a Rovio Entertainment, creador del popular juego móvil “Angry Birds” que un restaurante de comida rápida de Los Ángeles, California se bautizara como “Angry Birdz Chicken”. Y la semana pasada lo acusó ante los tribunales por presunto robo y dilución de su marca registrada.

En la demanda, presentada ante el Tribunal de Distrito de los Estados Unidos, la firma Rovio Entertainment acusó a Angry Birdz Chicken de aprovecharse de la reputación que Angry Birds ha ganado en el mundo entero. “Las marcas de ‘Angry Birds’ se han convertido en objetivos para personas y entidades sin escrúpulos, que desean capitalizar la buena voluntad, la reputación y fama que el demandante ha acumulado en sus marcas de ‘Angry Birds’”, indica la querella.

Rovio dijo que descubrió el restaurante en febrero de 2019 y envió una carta pidiendo a sus dueños, David y Mary Mkhitaryan, que dejaran de usar su marca, pero el restaurante siguió operando con total normalidad. La firma acusa al expendio de comida de perjudicar además los distintivos de las marcas comerciales de Rovio, “confundir y engañar a los consumidores, al público y al comercio con respecto a la fuente u origen de los restaurantes”, según la demanda.

Rovio solicitó a la corte que otorgue una orden judicial contra el pollo Angry Birdz. También solicitó la destrucción de las mercancías infractoras, la incautación de sus ganancias y el pago de los honorarios de sus abogados.