Tras renunciar a la rectoría de la UAI, Andrés Benítez se puso un nuevo desafío: subir el Kilimanjaro. Para eso, junto a un grupo de siete personas –donde estaban también el abogado Gonzalo Molina, el empresario Francisco Javier Vial, el socio de Territoria Ignacio Salazar y el nuevo director del CEP, Leonidas Montes– entrenó durante […]

  • 23 noviembre, 2017

Tras renunciar a la rectoría de la UAI, Andrés Benítez se puso un nuevo desafío: subir el Kilimanjaro. Para eso, junto a un grupo de siete personas –donde estaban también el abogado Gonzalo Molina, el empresario Francisco Javier Vial, el socio de Territoria Ignacio Salazar y el nuevo director del CEP, Leonidas Montes– entrenó durante el invierno con raquetas en la nieve y subiendo cerros cerca de Santiago.

Sin embargo, en Tanzania y a menos de 400 metros de hacer cumbre en el monte más alto de África (5.891 metros), “lo afectó la altura” y tuvo que bajar a la base.