Felipe Tosso, el enólogo de Ventisquero, es un fanático del tenis, y al presentar las nuevas cosechas de Grey, una de las líneas top de la viña, hizo varias analogías deportivas. Entre otras cosas, reconoció que son más importantes la consistencia que la figuración, la calidad antes que el crecimiento a como dé lugar. Y […]

  • 5 septiembre, 2008

Felipe Tosso, el enólogo de Ventisquero, es un fanático del tenis, y al presentar las nuevas cosechas de Grey, una de las líneas top de la viña, hizo varias analogías deportivas. Entre otras cosas, reconoció que son más importantes la consistencia que la figuración, la calidad antes que el crecimiento a como dé lugar. Y estos dos vinos son un buen ejemplo de su manera de ver el tema.

GREY CABERNET SAUVIGNON 2006 MAIPO. Aromas a bayas, tabaco y especias, en un conjunto equilibrado, de suave textura y un cuerpo jugoso, con un final largo y una acidez que refresca y levanta la fruta, pese a los 14.8 grados de alcohol. Pruébelo con un lomo liso con su costra de grasa a la parrilla y apenas condimentado con sal de mar y pimienta gruesa.

GREY SYRAH 2006 COLCHAGUA. Proveniente de Apalta, este syrah apuesta al lado más potente de la variedad, con aromas a fruta negra madura y notas tostadas de la barrica. La boca es fresca, pero el alcohol se nota y sus taninos están vivos; por lo que necesita una carne bastante enjundiosa para calmar tales ímpetus: cordero al horno con papas al romero.