[tweetable]Google ha contratado a un psiquiatra de mucho renombre[/tweetable] en su ámbito: Thomas Insel, director hasta el momento del National Institute of Mental Health (Instituto Nacional de Salud Mental) de Estados Unidos. La intención de la compañía es monitorizar la salud mental de los internautas, de tal manera que pueda servir como una manera de […]

  • 2 noviembre, 2015

enfermedad-mental

[tweetable]Google ha contratado a un psiquiatra de mucho renombre[/tweetable] en su ámbito: Thomas Insel, director hasta el momento del National Institute of Mental Health (Instituto Nacional de Salud Mental) de Estados Unidos.

La intención de la compañía es monitorizar la salud mental de los internautas, de tal manera que pueda servir como una manera de introducir dispositivos o sensores con el fin de leer el estado de ánimo o lenguaje hasta el extremo de evitar suicidios.

Por ahora, se desconoce el papel del psiquiatra Insel, y de hecho él mismo afirma que no se le ha dicho nada acerca de cuáles serán sus funciones al respecto, “y creo que Google tampoco”, pero admite que la oferta no podía rechazarse.

Insel se muestra abierto respecto a las nuevas tecnologías, y cree que éstas ayudarán a mejorar la diagnosis de las enfermedades mentales, que según dice “es uno de los puntos débiles que tiene actualmente la psiquiatría moderna”.

El psiquiatra, junto con Google, apuesta por crear sensores que permitan detectar en el usuario algún tipo de depresión o ezquisofrenia. “Los sensores medirían el sueño y el movimiento que, junto a las pruebas clínicas, servirá para medir la salud mental”, señala el experto. “Otras herramientas podrían analizar el uso del lenguaje de alguien para detectar signos tempranos de psicosis”.

Revise el artículo completo en ABC.