La competencia entre apps por mover a los habitantes de Ciudad de México es cada vez mayor. A Uber, Cabify y Didi, que buscan resolver el problema de movilidad en una de las ciudades más populosas del mundo, se unió a principios de marzo la chilena Allride. En la app, que apuesta por el auto […]

  • 14 marzo, 2019

La competencia entre apps por mover a los habitantes de Ciudad de México es cada vez mayor. A Uber, Cabify y Didi, que buscan resolver el problema de movilidad en una de las ciudades más populosas del mundo, se unió a principios de marzo la chilena Allride.

En la app, que apuesta por el auto compartido, el conductor publica su ruta y horario a seguir, mientras los usuarios buscan coincidencias, coordinan fecha y hora para tomar el viaje.

En declaraciones al diario Expansión de México, Pablo Alvéstegui, cofundador de Allride, explicó que en la capital de ese país, todos los días casi el 70% de los conductores viaja solo, lo que genera 20 millones de asientos vacíos. “Lo que queremos es hacer un mejor uso de los autos y crear una comunidad”, dijo.

Allride está apostando al menor costo del servicio de auto compartido para abrirse mercado en Ciudad de México. Sin embargo, no es la primera empresa de ese tipo que entra al negocio. En los últimos cinco años, startups como BlaBlaCar, Aventones y Tripda han probado sin éxito el modelo.