Ubicado en pleno centro de Santiago, el local ofrecerá platos chilenos, sándwiches rápidos para llevar y helados de máquina. “No pretendemos ser el mejor lugar, ni el más gourmet de Chile, sino un lugar de encuentro con comida rica y sencilla, conocida por todos”, asegura el socio de Tregua y ex productor de la Presidencia.

  • 29 noviembre, 2018

Apenas Andrés Chadwick Costa dejó La Moneda en mayo pasado, regresó a Tregua, la productora que fundó hace ocho años con Cristián Camus y que entre otras cosas está a cargo de la campaña de Javier Macaya a la presidencia de la UDI. En septiembre, los socios decidieron emprender en un negocio paralelo. “Queríamos armar algo nuevo, probar en una nueva industria y qué mejor que hacerlo con un restaurante. Los dos somos cocineros, se nos dio la oportunidad, y dijimos ‘vamos’. Se pensó y se hizo”, relata el ex productor presidencial.

En menos de una semana Chadwick y Camus encontraron el lugar: un local ubicado en Plaza Italia. Sin una noción clara de lo que iban a hacer, firmaron un arriendo por tres años. “No analizamos mucho más. Como trabajamos en marketing, armar una nueva marca no era el problema. Sí el conocer y profundizar en el negocio gastronómico que no es fácil y hasta ahora lo conocíamos solo de manera amateur”, cuenta Chadwick Costa.

Asesorados por Juan Manuel Tagle, chef y administrador de varios restaurantes, la dupla creó la carta que contiene “un rico café mañanero, una buena marraqueta con palta o un tomate ají, unos clásicos jamón-palta o jamón-huevo”, acompañado de queques o conejitos. “Volveremos al lenguaje nacional, menos muffins y más berlines”, dice. Para el almuerzo habrá comida chilena y ensaladas en tres variedades de menú que cambiará a diario, y que incluye jamones, arrollados y lomo káiser elaborado por ellos mismos. Y contará con un mesón para atender afuera que ofrecerá sandwiches rápidos para llevar y helados de máquina. “No pretendemos ser el mejor lugar ni el más gourmet de Chile, sino un lugar de encuentro con comida rica y sencilla, conocida por todos”, dice.

Alameda 9 abrirá sus puertas la tercera semana de diciembre. “La invitación es a que entren sin golpear. Seremos una cafetería para conversar, tener reuniones y que ojalá se convierta en punto de encuentro entre universitarios, oficinistas, turistas y todos los que transitan por el barrio Plaza Italia”, asegura el hijo del ministro del Interior.