Mientras el fin de semana pasado los consumidores repletaban la primera tienda de GAP, ubicada en el Parque Arauco, Arístides Benavente, uno de los dueños de Komax –la empresa que trajo la representación de la marca– decidió sentarse a miran quiénes entraban y salían de su nuevo negocio. Cual testigo oculto, se instaló en una banca frente al local para observar a sus nuevos compradores.
El empresario –quien junto a su socio, Carlos Alberto Cartoni, tiene también la representación de Polo Ralph Lauren, Brooks Brothers, The North Face, Kipling y Roxy- estuvo todo el fin de semana en el centro comercial para verificar en vivo y en directo el impacto de su nueva “joyita”, la que -según sus cálculos- reportará un 20% a las arcas de Komax junto a Banana Republic, que abrirá en 2012. Benavente comentó a sus cercanos que quedó impactado, pero feliz, con el comportamiento compulsivo de los compradores.

  • 18 octubre, 2011

Mientras el fin de semana pasado los consumidores repletaban la primera tienda de GAP, ubicada en el Parque Arauco, Arístides Benavente, uno de los dueños de Komax –la empresa que trajo la representación de la marca– decidió sentarse a miran quiénes entraban y salían de su nuevo negocio. Cual testigo oculto, se instaló en una banca frente al local para observar a sus nuevos compradores.

El empresario –quien junto a su socio, Carlos Alberto Cartoni, tiene también la representación de Polo Ralph Lauren, Brooks Brothers, The North Face, Kipling y Roxy- estuvo todo el fin de semana en el centro comercial para verificar en vivo y en directo el impacto de su nueva “joyita”, la que -según sus cálculos- reportará un 20% a las arcas de Komax junto a Banana Republic, que abrirá en 2012. Benavente comentó a sus cercanos que quedó impactado, pero feliz, con el comportamiento compulsivo de los compradores.