Se dijo que estaba desfinanciado, que se había eliminado e incluso que Chile no contaría con una agenda digital para el próximo año. A continuación les explicamos qué pasó y por qué surgieron los rumores.

  • 16 noviembre, 2011

Se dijo que estaba desfinanciado, que se había eliminado e incluso que Chile no contaría con una agenda digital para el próximo año. A continuación les explicamos qué pasó y por qué surgieron los rumores. Por María José Necochea

Desde el 2007 Chile optó por fomentar la investigación y el desarrollo de tecnologías de la información, factor fundamental para el crecimiento del país. Fue entonces cuando se creó el Programa 070106 –Fortalecimiento de la Estrategia Digital en Chile- del ministerio de Economía, Fomento y Turismo, el cual entregaba fondos a la Secretaría Ejecutiva de la Estrategia Digital.

El programa, financiado en su mayor parte mediante un crédito del Banco Interamericano de Desarrollo (BID) junto con aportes del Estado, tenía contemplado extenderse hasta fines del 2012, sin embargo algo pasó.

Todo salió a la luz hace algunos meses cuando Alfredo Barrida, en ese entonces secretario ejecutivo de la Estrategia Digital, dejó su cargo fundamentando que en Chile, a diferencia de los países más desarrollados, el fortalecimiento de la estrategia digital no era una prioridad y que los recursos estaban muy por debajo de los necesarios.

Su salida fue polémica. Cuando dejó el cargo, escribió un post en su blog llamado La Cruda Realidad de la Agenda Digital en Chile, donde dejaba en evidencia la falta de compromiso del gobierno y la urgencia de hacer algo para fomentar el desarrollo digital en el país.

Días después Tomás Flores, subsecretario de Economía, dio una entrevista a Diario Financiero donde aclaró que el ex secretario ejecutivo de Estrategia Digital, Alfredo Barriga, había dejado su cargo por las “pocas habilidades que tenía para ejecutar”.

El enfrentamiento entre Barrida y el gobierno llevó a que personas ligadas al mundo de la tecnología quisieran saber cómo se venían las propuestas y los recursos para la Agenda Digital 2012, pero al revistar el presupuesto del año que viene, se dieron cuenta que ya no existía ni el programa ni un fondo destinado a desarrollar las tecnologías en nuestro país.

Agenda Digital 2012

Efectivamente hay dos puntos que llaman la atención del proyecto de ley que regula el presupuesto del próximo año. En primer lugar, ya no existe el denominado Programa 070106 para el Fortalecimiento de la Estrategia Digital en Chile, vigente desde el gobierno de Eduardo Frei Ruiz-Tagle. Lo segundo, que podría ser aún más complicado, es que para el 2012 no se recurrirá al crédito del BID, sino que será el Estado el que destinará $450 millones del presupuesto a la Subsecretaría para financiar y potenciar las políticas del desarrollo tecnológico, fondos que no están especificados en qué se utilizarán.

Aunque todo pareciera tener una respuesta clara, dejando como culpable al gobierno de turno, Raúl Ciudad, presidente de la Asociación Chilena de Empresas de Tecnologías de Información (ACTI), quien se encuentra trabajando activamente con el gobierno, aclara que la realidad no es como la han manifestado algunas personas.

Ciudad es enfático al señalar, que tanto en gobiernos anteriores como en el actual, ha habido avances en materia de estrategia digital. Y si bien explica que el régimen que lidera Sebastián Piñera partió un poco lento, afirma que hoy está muy comprometido. “Este gobierno no declaró el tema muerto y lo apagó”, explica el presidente de la ACTI, quien añade que hoy sostiene cerca de nueve mesas de diálogo con distintas carteras.

Raúl Ciudad, presidente ACTI

A grande rasgos, la explicación de lo que pasó es la siguiente. Hasta este año se estaba siguiendo un plan de Agenda Digital dirigido por Barrida, el que incluía temas como el Gobierno Electrónico, que contemplaba la interconexión de las agencias del estado; conectividad mediante la Subtel; y propagación de las tecnologías de información en la sociedad a cargo del ministerio de Economía.

Con la salida de Barrida la estructura se desordenó, pero jamás se abandonó, según explica Raúl Ciudad. “Hoy no hay una institucionalidad pero estamos trabajando en nueve mesas simultáneas, tratando temas de economía, educación y salud entre otros”, afirma el presidente de la ACTI.

En lo transversal -investigación y desarrollo e innovación en el modelo digital, además de la institucionalidad- es categórico al decir que el gobierno no ha abandonado la Estrategia Digital, sino que la está rediseñando y se es9tá trabajando activamente en eso.

En cuanto al financiamiento, que hasta ahora era sostenido en gran parte por el crédito del BID, Ciudad explica que el gobierno decidió dejar este sistema debido a las altas tasas de interés, por lo que financiaría el proyecto con medios fiscales.

Así, un tema que parecía más complicado, fue aclarado por el mismo presidente de la Asociación de empresas de Tecnologías de la Información, que si bien afirma que a Chile aún falta muchísimo para ser desarrollado tecnológicamente, al menos por ahora está trabajando en plantear políticas digitales para modernizar al país.

Entre las medidas que considera fundamentales para sacar adelante este proyecto está el financiamiento, que actualmente no supera el 2% del PIB –cuando en países OCDE es de alrededor 3 – 3,5%- y por otra parte la institucionalidad, ya que sin una autoridad gubernamental que se preocupe de articular los pasos para que la estrategia tenga un desarrollo integral y que se asegure que el sistema sea moderno, eficaz y transparente, difícilmente Chile podrá llegar a los estándares requeridos en la sociedad actual.

 

Agenda 2012: Los temas que se están tratando

No hay una persona que se encargue de gestionar todos los temas relacionados con la Estrategia Digital, sino que por ahora, cada ministerio trata sus avances tecnológicos de manera separada en mesas de conversación con la ACTI. A continuación, algunas de las propuestas en las que se están trabajando.

– Economía: Emprendimiento y generación de nuevas empresas y apoyo a la pyme.

– Educación: Proyectos para apoyar desarrollo tecnológico de plataformas educacionales. Esto significa dotar a estudiantes de computadores y plantear programas para la enseñanza entre otros.

– Salud: Definición de estándares y modelos para la administración de la salud pública.

– Comunicación: Búsqueda de la fórmula para incentivar el acceso a la banda ancha y cómo disponer de la oferta.

– Segpres: Modernización del estado. Trámites en línea, modernización del sistema judicial, habilitación de sistemas de notarías y conservadores y habilitación del Congreso.