Nuestra directora de arte le dedica unas palabras al actor y comediante cuya muerte se dio a conocer hoy. Además, el cineasta Gonzalo Maza nos deja un comentario y un juego para homenajear el espíritu de Stiller.

  • 11 mayo, 2020

«Debiste haber sido un viejo odioso, simpático y adorable. Imposible no pensar que eras referencia de ti mismo cuando hiciste de papá de George Costanza (Jason Alexander) en Seinfeld. Tantas escenas memorables que hacen que sonría de sólo pensarlas: un emprendimiento (como se diría en estos tiempos) de sostenes para hombres; tus gritos y persecusiones a George como si fuera un adolescente; la relación con su madre, una señora igual de odiosa, gritona y entrañable. Prolongaste un poco este personaje en The king of queens y seguía funcionando, porque, pese a ser una autorreferencia, tu talento como comediante desfachatado y honesto era innegable. Tu hijo Ben debe estar muy triste porque se notaba que eran amigos, que se querían mucho y que disfrutaban trabajando juntos, no solo por la cantidad de proyectos en los que colaboraron, si no también porque compartían otras instancias, como ir a ver los partidos de los Knicks en Nueva York.

A quienes no te conocieron, les recomiendo visitar Seinfeld (muchos capítulos disponibles en Youtube) también las películas La mujer de mis pesadillas y Zoolander, en Netflix. Y ya que estamos hablando de la familia Stiller, no está demás que vean dos grandes cintas protagonizadas por Ben y dirigidas por el tan de moda actualmente, Noah Baumbach: Greenberg y The Meyerowitz (donde también está un magnífico Dustin Hoffman en el papel del padre de Ben Stiller). Todo queda en familia».

 

– A primera hora de hoy, el guionista y dramaturgo, Gonzalo Maza, destacó en Twitter el momento Serenity now del personaje de Stiller en Seinfeld y contó una anécdota. Desde Londres, el realizador se explaya:

“Serenity now!” gritaba Frank Constanza para bajar su presión sanguínea en un legendario capítulo de Seinfeld de hace más de 20 años. Y la catchfrase de Jerry Stiller no solo hoy sigue resonando, sino que hace más sentido que nunca. Días antes de empezar nuestro encierro por la pandemia, compré un aeropuerto un botón plástico que al apretarlo se escucha a Frank Constanza gritar precisamente “Serenity now!”. Y ha servido mucho: el mundo se cae a pedazos, y ahí está el botón de Don Jerry que repite sabiamente: “Serenity now! Insanity later!”.

 

Aquí algunos de los mensajes que le dedicaron en Twitter su hijo y sus compañeros de trabajo:

 

Te invitamos a seguir leyendo nuestros contenidos. Puedes acceder al papel digital haciendo click aquí y suscribirte para recibir Capital en este enlace.